Conoce el protocolo de atención ante actos de acoso sexual en el transporte público

Nota de Prensa
El documento del MTC indica que si eres testigo o víctima de la agresión debes avisar al conductor, cobrador o a algún miembro de la tripulación.

Fotos: MTC

MTC

8 de setiembre de 2022 - 10:23 a. m.

¿Sabías que existe un protocolo de atención ante actos de acoso sexual en el transporte terrestre de personas?

El objetivo de este protocolo es otorgar condiciones de seguridad para los pasajeros y dar atención adecuada a las víctimas de un ataque sexual en una unidad vehicular. De la data existente, se sabe que en Lima 7 de cada 10 mujeres señalan haber sido víctimas de acoso en el transporte público. En el caso de Trujillo, 6 de cada 10 mujeres reportan lo mismo.

La aplicación del protocolo garantizará la seguridad de las personas usuarias durante la prestación del servicio de transporte. Si deseas conocer su contenido puedes descargarlo en el siguiente enlace: https://www.gob.pe/institucion/mtc/normas-legales/1422443-025-2020-mtc

Estos son los pasos que debemos seguir si somos víctimas o testigos de acoso sexual en el transporte. 

Ante una situación de asedio sexual dentro de una unidad de transporte público debes avisar de inmediato al conductor, cobrador o miembro de la tripulación del bus. No te quedes callado.
 
Al tomar conocimiento de la agresión, el conductor o el cobrador debe colocar a la víctima lejos de la persona agresora y llamar de inmediato a la línea 105 de la Policía Nacional del Perú para dar aviso de lo sucedido.
 
Luego, el chofer tiene que dirigir su vehículo al punto de control policial más cercano o aproximarse a un inspector de transporte, fiscalizador o personal de serenazgo si se encuentra dentro de Lima o Callao. En provincias dará cuenta a la Policía Nacional o a un inspector de la Sutran.
 
Cuando encuentre a algunos de esos representantes de la autoridad, el conductor detendrá el vehículo para que estos se hagan cargo de la agresión. Si la persona que interviene es un oficial policial, se procede a la detención inmediata del agresor y se toma los datos de la víctima y los testigos. 
 
Los actos de acoso sexual en el transporte público se pueden manifestar de diversas formas como manifestaciones verbales (comentarios e insinuaciones de carácter sexual), manifestaciones gestuales (gestos obscenos que resultan insoportables, hostiles, humillantes u ofensivos) y manifestaciones físicas (tocamientos indebidos, roces corporales, frotamientos contra el cuerpo, masturbación en el transporte, exhibicionismo o mostrar los genitales).