Al cierre del 2018, en Perú hay más de 20.989 antenas de telefonía móvil

Nota de Prensa
• Lima, Arequipa y La Libertad son las regiones que concentran el mayor número de antenas, mientras que Ucayali y Loreto son las que más antenas requieren. • Se necesita instalar, por lo menos, 15.524 antenas en los próximos cuatro años para atender la creciente demanda de datos móviles.

Fotos: Ministerio de Transportes y Comunicaciones

Oficina de Imagen Institucional - MTC.

07 de diciembre de 2018 - 10:54 a.m.

De acuerdo con los reportes presentados por las empresas operadoras al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), se cerrará el 2018 con más de 20.989 antenas que permiten brindar servicios de telefonía móvil en todo el país, lo que representa un crecimiento del 30% con relación a las existentes en el mismo periodo del año pasado.

Lima, Arequipa y La Libertad concentran el 44,8% del total de antenas instaladas (9.406). En la capital del país se ubica el 33,4% del total (7.014). Le siguen Arequipa, con 5,8% (1.211), y La Libertad, con 5,6% (1.181). Estas regiones, además, son las que poseen el mayor número de líneas móviles: 11’392.457, 1’715.448 y 1’535.314, respectivamente.

En el extremo contrario se ubican las regiones de Ucayali y Loreto, que apenas tienen el 39% y 43% de antenas requeridas, según información del Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel). Este organismo precisa, además, que actualmente se tiene el 58% de las antenas requeridas para todo el territorio nacional.

Para cubrir el 42% restante hará falta una inversión aproximada de más de US$3.000 millones, toda vez que se requiere instalar 15.524 antenas en los próximos cuatro años.

Cabe destacar que el incremento de antenas permite un mayor acceso a contenidos o servicios de manera más rápida, desde los dispositivos móviles u otros equipos de cada consumidor. El aumento de la infraestructura permitirá también que más lugares del país cuenten con cobertura y disponibilidad del servicio de voz o datos móviles.

El MTC estudia actualmente el marco normativo que mejore la compartición de la infraestructura entre las operadoras de manera, que se logren reducciones de costos, inversiones eficientes, que en general, se traduzcan en mejores alternativas tarifarias.

Asimismo, se evalúa la compartición no solo pasiva, sino la activa, con el objetivo que el crecimiento de los servicios de telecomunicaciones a disposición de los usuarios sea mucho más atractivo y beneficioso, sin perder de vista, la generación de incentivos para el continuo crecimiento de las redes en sí.

Se tiene previsto para fines de este año la adjudicación de los últimos seis proyectos regionales de telecomunicaciones que beneficiarán a más de 2.000 localidades rurales y 3.300 entidades del Estado, cuyo financiamiento supera los US$600 millones.

Y el próximo año se licitará a través de PROINVERSION, frecuencias para mayores y mejores servicios de telecomunicaciones destinadas a reducir la necesidad de comunicaciones, con especial énfasis, en zonas rurales y de preferente interés social.