Ministro de Justicia inauguró pabellón de mujeres en el Establecimiento Penitenciario de Chimbote

Nota de Prensa
• Titular del MINJUSDH reafirmó el compromiso de seguir implementando medidas que permitan el control y mitigación de los riesgos para internos/as y personal del INPE ante la pandemia

30 de marzo de 2021 - 4:06 p. m.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Eduardo Vega Luna, inauguró hoy el pabellón de mujeres en el Establecimiento Penitenciario de Chimbote, el cual permitirá brindar mejores condiciones para cumplir con el objetivo de resocialización de las internas, además de contribuir a reducir el hacinamiento.
 
En ese marco, el titular del MINJUSDH reafirmó el compromiso de la institución que encabeza de continuar implementando medidas que permitan el control y mitigación de los riesgos para los internos e internas y del personal del INPE ante la pandemia por la COVID-19. Asimismo, de cautelar la estabilidad física, mental, espiritual y laboral de los albergados y albergadas, más aún de quienes tienen a sus menores hijos/as acompañándolas durante su reclusión.
 
El pabellón inaugurado, con capacidad para 128 internas, es parte de la ampliación del penal de Chimbote que, además, contempla la construcción de un pabellón de Régimen Cerrado Ordinario de máxima seguridad con capacidad para 96 internos, una esclusa y una cisterna para agua.
 
Junto al ministro estuvieron presentes en la inauguración la presidenta del Instituto Nacional Penitenciario, Susana Silva Hasembank, así como el director de la Oficina Regional Lima, Wilbert Carrasco Cavero, y el director del Establecimiento Penitenciario de Chimbote, Jhonsy Zapata Roque. Las autoridades efectuaron la develación de placa y el corte de cinta en la entrada del nuevo pabellón de mujeres. La comitiva recorrió las nuevas instalaciones, así como la sala de videollamadas y observaron los productos que las internas elaboran en los talleres productivos.
 
Posteriormente, el ministro lideró la entrega de 200 libros dedicados a las internas. Se trata de la primera entrega de libros donados por peruanos y peruanas, recolectados por el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) en la campaña de donación de libros dedicados denominada “Lectura compartida #DedicaUnLibroyDónalo”.
 
Los textos están destinados a las mujeres privadas de libertad que se encuentran albergadas en los establecimientos penitenciarios a nivel nacional y la campaña tiene como objetivo promover la lectura con un enfoque más humano que llame a la reflexión y reconforte su desarrollo personal, cultural y social. A la fecha, se han recolectado alrededor de 1 500 libros.
 
Durante su visita a Chimbote, el ministro de Justicia y Derechos Humanos tambien realizó la supervisión de la Oficina Registral de Chimbote (SUNARP), donde verificó el cumplimiento de las medidas de bioseguridad en el marco de la emergencia sanitaria por la COVID-19.