Ministro Zeballos asistió a firma de convenios para mejorar resocialización de internos y su desarrollo empresarial

Nota de Prensa

04 de enero de 2019 5:54 p.m.

Con el propósito de mejorar la resocialización de los internos en los penales del país, así como para fortalecer su educación e impulsar su emprendimiento empresarial el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), órgano adscrito al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH), suscribió hoy en el penal de Lurigancho dos convenios de cooperación en presencia del titular del sector, Vicente Zeballos.

Es así que en primer término se firmó un acuerdo con la Iglesia Hogares Clamor en el Barrio, para consolidar y ampliar la labor de este proyecto en los penales del país, inculcando valores y resocializando a jóvenes adictos a las drogas mediante una estrategia basada en la fe.

Actualmente, Clamor en el Barrio interviene en tres pabellones del penal de Lurigancho, atendiendo a 116 internos. Ellos participan en 3 etapas del tratamiento: novatos, guerreros y vencedores.

"Saludamos, reconocemos y agradecemos este esfuerzo porque cada uno de ustedes son un ejemplo de superación. El tarea de resocialización Clamor en el Barrio cumple un rol importante y por eso vamos a extenderlo a los 69 penales del país", manifestó el ministro Zeballos, luego de la suscripción del convenio entre Luis Salazar, presidente de Clamor en el Barrio, y Carlos Romero, presidente del INPE.

Seguidamente, se firmó un acuerdo con la empresa Importaciones Barber Shop S.A.C. para que esta empresa privada capacite a la población de penales en el oficio de barbero, a fin de que se convierta en una nueva oportunidad laboral para los internos y puedan tener mejores oportunidades de trabajo cuando salgan en libertad.

La capacitación y certificación se hará a través del Centro de Educación Técnico Productivo-CETPRO. En octubre del año pasado, se realizó en el penal de Lurigancho el Primer Concurso de Barberos Interpabellones, resultando ganadores un representante del pabellón 4, Eduardo Álvarez Canchari (18), cuyo trabajo fue denominado Black Out; y otro del pabellón 12 B, con el barbero Jarry Águila Cruz (23) que presentó el diseño Tribal Face.

Al finalizar la firma de estos convenios se realizó una demostración de internos que expusieron sus dotes en la barbería y sus mejores diseños aplicando las técnicas aprendidas.