Gobierno aprueba bono de 720 soles para trabajadores del INPE y de los centros juveniles de rehabilitación

Nota de Prensa
Decreto de Urgencia 053-2020 precisa que, de ampliarse la emergencia sanitaria, la bonificación puede otorgarse por el periodo adicional de un mes más.

6 de mayo de 2020 - 12:07 p. m.

El Poder Ejecutivo autorizó la entrega de un bono extraordinario de 720 soles para los trabajadores del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) que laboran en los 68 establecimientos penales del país y los servidores de los centros juveniles de medio cerrado a nivel nacional, en el marco de estado de emergencia por el Covid-19.

La medida se formalizó mediante Decreto de Urgencia 053-2020 publicado anoche en la edición extraordinaria del boletín normas legales del diario oficial El Peruano.

La norma señala que el bono se otorga de manera excepcional, por el periodo de un mes, a favor del personal de los centros juveniles de medio cerrado, a cargo del pliego Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH); y del personal de los establecimientos penitenciarios sujetos al régimen de la Ley 29709, del Decreto Legislativo 1057 y del Decreto Legislativo 276, a cargo del pliego INPE.

Precisa además que el personal que recibirá la bonificación extraordinaria es aquel que realiza labores efectivas, permanentes y presenciales de alimentación, seguridad, salud, acompañamiento, monitoreo, orientación y otras funciones vitales para la operatividad de los establecimientos penitenciarios y centros juveniles de medio cerrado.

Agrega que, excepcionalmente, el bono puede otorgarse por el periodo adicional de un mes más, de ampliarse la emergencia sanitaria a nivel nacional.

El titular del MINJUSDH, Fernando Castañeda Portocarrero, destacó que esta bonificación especial gestionada por su despacho, es un reconocimiento a la labor de primera línea que desarrollan los trabajadores del INPE y de los centros juveniles del país, en el contexto de la emergencia sanitaria por el COVID-19.

En sus considerandos, la norma refiere que resulta indispensable tomar medidas para reconocer la labor de quienes desempeñan funciones principalmente en las áreas de seguridad, salud y alimentación en los centros juveniles a cargo del Programa Nacional de Centros Juveniles (Pronacej) y los establecimientos penitenciarios a nivel nacional, con el fin de asegurar la continuidad de dichos servicios esenciales, en el marco del alto riesgo de propagación del COVID-19.