Capturan a presuntos sicarios de policía de carreteras asesinado en el Vraem

Nota de Prensa
Detención de tres implicados en este crimen se efectuó en Huancayo, cuando pretendían huir a bordo de un bus con destino a Ayacucho.
Capturan a presuntos sicarios de policía de carreteras asesinado en el Vraem

Mininter

3 de setiembre de 2022 - 11:01 a. m.

La Policía Nacional del Perú (PNP) capturó en Huancayo a tres presuntos sicarios que habrían asesinado al SO1 PNP Rony Pier Cuyubamba Terreros (38), a quien emboscaron y dispararon cuando cumplía su labor de brindar seguridad en carreteras en la región Junín.

Los presuntos homicidas fueron identificados como Yerson Quispe de la Cruz (23), Wilson Paredes Lozano (21) y Enrique Paredes Lozano (26), quienes fueron detenidos cuando pretendían huir a bordo de un bus con destino al distrito de Huanta, Ayacucho.

Producto de una labor de contrainteligencia y búsqueda de información, con apoyo de fuente humana, el personal policial intervino la sede de la empresa de transporte terrestre “Molitours”, donde logró ubicarlos dentro del vehículo en el que pensaban fugar.

Tras su intervención, los detenidos fueron trasladados hasta la sede del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de Junín, a fin de continuar con las diligencias de ley y ponerlos a disposición de la justicia para que este crimen no quede impune.

La captura fue posible gracias a la acción de agentes de la Dirección General de Inteligencia (Digimin), en coordinación con efectivos de la VI Macro Región Policial Junín, que orientaron sus esfuerzos para ubicar a estas personas.

El asesinato del suboficial Cuyubamba, integrante de la División de Protección de Carreteras de la PNP, ocurrió el pasado 30 de agosto a la altura del centro poblado Pampa Tigre, en el distrito de San Martín de Pangoa, provincia de Satipo, en la región Junín.

Cuando este valeroso policía, junto con otro grupo de agentes, se encontraba interviniendo a unidades de transporte informal que se desplazaban por la zona, fue interceptado por delincuentes que le dispararon a quemarropa a la altura de la cabeza.

Pese a que fue trasladado de inmediato hasta el hospital de San Martín de Pangoa y se hicieron enormes esfuerzos para salvarlo, el suboficial falleció a consecuencia de la gravedad de su lesión.