Con más de 4 mil armas fundidas construirán minigimnasios urbanos en Chimbote

Nota de Prensa
Sucamec y Siderperu destruyeron arsenal incautado a la delincuencia.
Standard foto

Fotos: Ministerio del Interior

Oficina General de Comunicación Social e Imagen Institucional del Ministerio del Interior

29 de noviembre de 2018 9:46 p.m.

Más de 4,800 armas de fuego, muchas de ellas incautadas por la Policía Nacional del Perú (PNP) a la delincuencia común y organizada, fueron fundidas hoy en Chimbote, a fin de evitar que vuelvan a representar una amenaza para la seguridad ciudadana.

La actividad fue organizada por la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec) y contó con el apoyo de Siderperu (Gerdau), que prestó su planta siderúrgica para la destrucción del arsenal.

“Con la destrucción de armas queremos llevar un mensaje de paz y orden. Tenemos la meta clara de reducir los índices de inseguridad de cara al Bicentenario y esta actividad está enfocada en este objetivo”, expresó el viceministro de Orden Interno del Ministerio del Interior, Esteban Saavedra.

Durante la ceremonia de destrucción de las armas, informó que con el resultado de esta fundición se obtendrá el acero que Siderperu empleará en la construcción de minigimnasios urbanos para beneficio de la ciudadanía en Chimbote.

“Ahora estas armas servirán para impulsar el deporte y alejar a los niños y jóvenes del peligro de caer en las garras de la delincuencia, las drogas y el pandillaje”, agrego Saavedra.

Entre las armas destruidas figuran escopetas, revólveres, pistolas, carabinas y armas de fabricación artesanal que se encontraban inoperativas. Al momento de la destrucción, los procesos judiciales de todas las armas se encontraban cerrados.

El 60% de las armas fueron entregadas voluntariamente por la ciudadanía en los últimos dos años, y el 40% restante fueron incautadas por la PNP en distintos operativos contra la delincuencia.

El armamento destruido proviene de los almacenes de la Sucamec ubicados en Lima, Loreto, Áncash, Cusco, Lambayeque, Arequipa, Cajamarca, Piura, Junín, La Libertad, Tacna, Puno e Ica.

“La destrucción de armas elimina por completo la posibilidad de recirculación de estos objetos. De hecho, es una obligación que el Perú tiene al estar adherido a convenios internacionales que establecen el compromiso de destruir armas”, apuntó Juan Dulanto Arias, superintendente nacional de la Sucamec.

Añadió que con esta acción se reafirma el compromiso del sector Interior con la seguridad ciudadana, y agradeció el apoyo de Siderperu, como una muestra del trabajo conjunto entre el Estado y la empresa privada en bien de la seguridad. También agradeció a la PNP y a la Fuerza Aérea por el traslado de las armas desde diferentes puntos del país. (NP 1649-2018).