Mujeres ocupan los primeros puestos de su promoción en la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea

Nota de Prensa
Presidente de la República y ministra de Defensa encabezaron ceremonia de entrega de la Espada de Honor

15 de diciembre de 2020 - 7:56 p. m.

Por primera vez en la historia de la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea, dos mujeres consiguieron ser Espadas de Honor de sus promociones, en sus respectivas escuelas de formación. Se trata de Greta Ruiz Laos, de la Escuela Naval del Perú, y Melanie Capa Quispe, de la Escuela de Oficiales de la FAP.
 
Las flamantes oficiales, junto con Gian Franco Licuona Luna, Espada de Honor de la Escuela Militar de Chorrillos del Ejército, fueron distinguidos hoy por el presidente de la República, Francisco Sagasti, en un acto que contó con la ministra de Defensa, Nuria Esparch, en Palacio de Gobierno.
 
“Dos de las tres Espadas de Honor han sido entregadas a mujeres que meritoriamente ocuparon el primer puesto en sus respectivas promociones, pero que seguramente son parte de esta lucha constante que las mujeres enfrentan para salir adelante”, resaltó el jefe de Estado.
 
El mandatario de la Nación indicó que este logro se da en un contexto de empoderamiento que se impulsa desde el sector Defensa, donde “poco a poco se ha ido incorporando la presencia de ciudadanas, generando entidades más inclusivas”.
 
Greta Ruiz Laos ingresó a la Escuela Naval el 5 de febrero de 2016 y durante su formación destacó por su rendimiento académico y deportivo. El 2018 y 2020 fue seleccionada como cadete adoctrinadora; y el 24 de julio del presente año, la Dirección de la Escuela Naval la nombró Cadete Comandante del Batallón “Angamos”.
 
Por su parte, Melanie Capa Quispe comenzó su preparación en la Escuela de Oficiales de la FAP el 2016. Sus altas notas le permitieron ser nombrada Brigadier General del tercer año, siendo así la primera mujer que ostentaba ese cargo en toda la historia de la escuela. El 2020, como cadete de la especialidad de Armas, Comando y Combate (Piloto), se gradúa con el más alto reconocimiento, la “Espada de Honor”.
 
Los logros de Gian Franco Licuona Luna tampoco pasan desapercibidos. Ingresó a la Escuela Militar de Chorrillos el 2016 y durante sus dos años de formación fue nombrado dos veces “Cadete de Honor” por sus altas calificaciones. Culminó con éxito los cursos de Combate, Paracaidista, Operaciones de Montaña y Lince. El 2019 hizo un curso de intercambio con sus pares militares de Colombia, donde destacó por su formación.
 
En la ceremonia también participaron de la ceremonia el Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, General de Ejército César Astudillo Salcedo; y los comandantes generales del Ejército, General de Ejército Manuel Gómez De La Torre Araníbar; de la Marina de Guerra, Almirante Ricardo Menéndez Calle; y de la Fuerza Aérea, General del Aire Rodolfo Pereyra Cuneo.