Esto es lo que debes conocer sobre las turberas

Nota de Prensa
Este tipo de humedales contribuye a la lucha frente al cambio climático.

7 de julio de 2021 - 1:54 p. m.

Las turberas son un tipo de humedal natural en el que se acumulan capas de material orgánico en estado de semi descomposición, conocido como turba. Nuestro país ha asumido el compromiso de conservarlos en el marco de la Convención Ramsar sobre humedales.
 
Estos ecosistemas constituyen depósitos que contienen más carbono en menos espacio dentro de las zonas terrestres, llegando a cubrir el 3 % de la superficie del planeta. Por ello se les considera como uno de los principales aliados frente al cambio climático, pues almacenan más carbono que toda la biomasa de los bosques de nuestro planeta.
 
Nuestro país cuenta con una extensión muy amplia de turberas que bordea los 50 mil kilómetros cuadrados, representando alrededor del 50 % del carbono que tenemos almacenado en la biomasa forestal del Perú. Esto da cuenta de la importancia que tiene su conservación y gestión sostenible, generando amplios beneficios en la agenda ambiental a nivel nacional y global, pues contribuyen sustancialmente a que el mundo conserve su temperatura promedio por debajo de los 2ºC. Por esta razón, el Minam está implementado diferentes medidas para mantener el carbono encerrado en estos territorios.

Acciones sectoriales
 
Al respecto, el ministro del Ambiente, Gabriel Quijandría, dijo que estos parajes son relevantes en términos culturales, como sucede en zonas altoandinas donde hay muchas tradiciones vinculadas a bofedales en la gestión del recurso hídrico o la generación de actividades económicas vinculadas a la ganadería. Añadió que las turberas amazónicas son muy relevantes, ya que permiten la existencia de recursos clave como pescado, frutos y fauna silvestre, que son el sustento de las comunidades.
 
Así lo manifestó durante el diálogo ministerial de alto nivel "Turberas, poderosas soluciones basada en la naturaleza", que este año fue organizado el 5 de julio último por el Minam, la Iniciativa Mundial de Turberas del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Centro Internacional de Turberas Tropicales y el Centro para la Investigación Forestal Internacional (Cifor, por sus siglas en inglés).
 
En ese marco, indicó que los también llamados humedales o pantanos se enmarcan en la lógica de Soluciones basadas en la Naturaleza (SbN), entendidas de forma integral y como punto de encuentro entre la agenda de diversidad biológica y la del cambio climático. “Las turberas deben ser entendidas como algo que conecta diferentes atributos y que, además, permiten enganchar con temas de desarrollo o de generación de condiciones de bienestar para las personas”, recalcó.
 
En esta materia, el gobierno peruano ha avanzado en el aspecto normativo, en virtud de la reciente promulgación del Decreto Supremo “Disposiciones generales para la gestión multisectorial y descentralizada de los humedales.”
 
El titular del Minam añadió que su sector también está haciendo esfuerzos para recuperar turberas que se han venido degradando, a través de proyectos conjuntos que impulsan mecanismos de retribución o pago por servicios ecosistémicos, como se viene haciendo con la empresa proveedora de agua en Lima (Sedapal). 

Según la viceministra de Gestión Estratégica de los Recursos Naturales, Luisa Elena Guinand, el compromiso del Perú de adherirse al marco de referencia del Centro Internacional de Turberas Tropicales, permitirá reforzar el trabajo conjunto entre el gobierno peruano, sus pares a nivel mundial y las instituciones de cooperación internacional hacia la búsqueda conjunta de SbN frente al cambio climático y promover un desarrollo sostenible e inclusivo.

Agregó que la inclusión de las turberas, como parte de las Nuestros Desafíos Climáticos (NDC), destaca el importante papel de los servicios ecosistémicos y la necesidad de seguir promoviendo la investigación en dicho campo, en el marco de los compromisos para la reducción global de los gases de efecto invernadero.

“Al conservar y restaurar las turberas a podemos reducir las emisiones y restaurar un ecosistema esencial que ofrece muchos servicios, incluido su papel como sumidero natural de carbono”, sostuvo el director general de Diversidad Biológica del Minam, José Álvarez.
 
¿Cuáles son sus características? 
 
A fin de que puedas identificarlas, te presentamos algunas de sus principales características: 
 
-          Son áreas de mal drenaje, generalmente de origen aluvial en zonas amazónicas, y de origen glaciar en zonas andinas, en cuya superficie se acumula material vegetal con cierto nivel de descomposición.
-          Su superficie está cubierta por una capa de turba formada por material vegetal acumulado durante miles de años sin llegar a descomponerse totalmente, debido a que el ambiente está saturado de agua y tiene un bajo nivel de oxígeno.
 
¿Qué funciones cumplen en el ambiente?
 
Entre sus principales funciones se encuentran:
-          La conservación de especies vegetales y animales particulares.
-          Son depósitos naturales de CO2.
-          Regulan el ciclo hidrológico.
-          Las turberas andinas proveen pastos a la ganadería extensiva. Las turberas amazónicas proveen frutos, fauna y pescado para las comunidades.
-          Tienen un gran valor científico.
-          Son lugares de interés turístico y de recreo.

Dato:
En este link puedes encontrar el texto completo de la Declaración “Turberas: una súper solución basada en la naturaleza”, que reconoce la importancia del rol de las turberas como una gran solución basada en la naturaleza a nivel global, regional, y nacional y los esfuerzos del gobierno peruano para conservar las turberas tropicales y promover su uso sostenible, entre otros aspectos: https://www.gob.pe/i/2012276