MINAM promueve adopción de Huella de Carbono Perú en el sector privado para reactivar la economía en escenario pos-COVID-19

Nota de Prensa
Cerca de 400 representantes de organizaciones privadas participaron en tres talleres virtuales para conocer los beneficios y oportunidades de una herramienta indispensable frente al cambio climático.

10 de julio de 2020 - 5:46 p. m.

El proceso de reactivación económica en todos los sectores debe apuntar a disminuir los efectos del cambio climático y priorizar la preservación de los recursos naturales y la diversidad biológica.

En esa línea, el Ministerio del Ambiente (MINAM) continúa promoviendo la participación activa del sector privado en la acción climática a través de su adhesión a la Huella de Carbono Perú, que es una herramienta impulsada por el sector para reconocer el esfuerzo de las organizaciones públicas y privadas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Con ese propósito, el MINAM realizó un ciclo de tres talleres virtuales que congregaron a cerca de 400 representantes de empresas interesadas en conocer los beneficios y oportunidades del referido instrumento frente al cambio climático.

Al inicio de los talleres, la directora de Mitigación de Gases de Efecto Invernadero del MINAM, Milagros Sandoval, dijo que en la nueva convivencia social pos-COVID-19 las empresas deben elevar su rentabilidad bajo un esquema que priorice la calidad de vida de las personas, la sostenibilidad y el respeto al ambiente, que son claves en las organizaciones competitivas. En ese sentido, exhortó a las instituciones participantes a sumarse a la Huella de Carbono Perú.

Experiencias que inspiran

Durante los talleres virtuales, representantes de la Autoridad Nacional del Agua (ANA) así como de las compañías Textil El Amazonas, SÜDESCO y Avanza Sostenible mostraron experiencias vinculadas a la huella hídrica, economía circular, eficiencia energética y reportes de sostenibilidad que demuestran que es posible reforzar el compromiso con el medio ambiente en un contexto de emergencia sanitaria.

Estas iniciativas se complementan con el uso de la Huella de Carbono Perú, generando alianzas estratégicas con la acción climática al contribuir con un crecimiento bajo en carbono.

En ese marco, la especialista de la Dirección de Administración de Recursos Hídricos de la ANA, Tanya Laguna, dijo que el Programa de Huella Hídrica -que otorga el Certificado Azul- es una oportunidad para que las organizaciones sean reconocidas por su eficiente gestión de su huella hídrica. “Hoy son nueve empresas certificadas que han generado un ahorro de tres millones de metros cúbicos de agua, beneficiando a casi treinta mil personas”, destacó.

Por su parte, la encargada de Investigación y Desarrollo de Textil El Amazonas, Susana Zárate, señaló que actualmente la economía circular es uno de los ejes clave en la estrategia de sostenibilidad de toda organización. “Esto va desde pequeñas acciones como reciclar el cono de los hilos que producimos e involucrar al consumidor. Eso nos permite evitar la generación de 1.8 toneladas de plástico al año y hacer de la sostenibilidad una oportunidad de negocio”, remarcó.

De otro lado, el gerente general de SÜDESCO, Víctor Rosillo, señaló que este es el mejor momento para aplicar la eficiencia energética. “Hoy las empresas están enfocadas en reducir costos. Pero muy pocas saben que algunas acciones de eficiencia energética no requieren inversión de capital y generan un ahorro de hasta un 21 % a través de buenas prácticas que son atractivas para los clientes”, acotó.

La directora ejecutiva de Avanza Sostenible, Cecilia Rizo Patrón, afirmó que la marca e identidad que proyectan las organizaciones constituyen un activo clave en la relación con sus inversionistas y clientes. Los reportes de sostenibilidad permiten a las empresas comunicar de manera transparente el desempeño económico, ambiental y social de su gestión, visibilizando su compromiso con el desarrollo del país. “En un mundo donde la mayoría de las empresas más grandes reportan sostenibilidad, nuestra primera tarea es ser parte de este proceso”, dijo.

Rogelio Campos, especialista a cargo de la Huella de Carbono Perú del MINAM, manifestó que próximamente se contará con la guía de funcionamiento de la Huella de Carbono y se realizará un segundo ciclo de talleres virtuales por actividad económica. “No se puede gestionar lo que no se mide. Los invitamos a usar esta herramienta de sostenibilidad como una oportunidad para aumentar la competitividad de las organizaciones alineadas a la acción climática”, concluyó.

El dato

El primer ciclo de talleres virtuales sobre la Huella de Carbono Perú cuenta con el apoyo del Proyecto para la Implementación de las Metas Climáticas del Perú (NDC Support Programme), que es implementado por el MINAM, con la asistencia técnica del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, y forma parte de la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI).