Proyecto entre Perú e Italia para la adaptación y mitigación del cambio climático fortalecerá reactivación económica

Nota de Prensa
Iniciativa tiene el objetivo de conservar los ecosistemas y dar valor a los bosques.

4 de julio de 2020 - 10:54 a. m.

El gobierno peruano está comprometido en generar la reactivación económica con criterios de sostenibilidad y acción climática. Para ello, iniciativas como el “Proyecto de cooperación entre Perú e Italia para la adaptación y mitigación del cambio climático” aportará de manera significativa, a través de productos orientados a la implementación de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas, al uso sostenible del bosque y la incorporación de la acción climática en el sistema de inversión pública a nivel nacional.

Este proyecto, implementado por el Ministerio del Ambiente (MINAM), con la asistencia técnica del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), cuenta con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente, Tierra y Mar de Italia, y el pasado 1 de julio realizó su primer Comité Directivo.

“Nuestro compromiso y acción climática son claves para fortalecer al proceso de reactivación económica del país”, sostuvo Laura Secada, directora general de la Dirección de Cambio Climático y Desertificación del MINAM.

En ese sentido, la funcionaria afirmó que esta iniciativa es una oportunidad para el crecimiento y competitividad, articulando la adaptación y mitigación al cambio climático como una sola fuerza para salir adelante y asegurar el bienestar de la ciudadanía.

Además, indicó que este año se identificará una cartera de ideas de proyectos en la selva central, así como una propuesta de metodología para evaluar la vulnerabilidad agrícola ante los efectos del cambio climático, particularmente los casos del cacao y el café.

Asimismo, se incorporará la acción climática en el Sistema Nacional de Inversión Pública. Para ello, se elaborarán lineamientos para la integración de la gestión de riesgos, tanto en los proyectos de inversión sujetos al Sistema Nacional de Programación Multianual y Gestión de Inversiones, como en los proyectos de inversión sujetos al Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental. A ello se suman lineamientos para el uso estratégico y complementario de los recursos provenientes de fondos climáticos internacionales.

Giovanni Brunelli, director de división de cooperación ambiental internacional del Ministerio de Medio Ambiente, Tierra y Mar de Italia, felicitó la propuesta de trabajo del proyecto en 2020 y destacó la política de cero deforestaciones de su nación. De este modo, ambos países están alineados en el objetivo de conservar los ecosistemas y dar valor al bosque en pie, recogiendo lecciones aprendidas de experiencias previas en proyectos e investigaciones.

Por su parte, Jorge Álvarez, oficial de Programa de Energía y Medio Ambiente del PNUD Perú, destacó cómo el proyecto generará capacidades en agricultores y técnicos para el uso de tecnologías y prácticas climáticamente inteligentes, que se sumarán al manejo forestal comunitario y producción sostenible, promoviendo la asociatividad entre los productores.

A su turno, Jorge Samanez, responsable de la cartera de agencias de fondos y programas del Sistema de Naciones Unidas, para la Agencia Peruana de la Cooperación Internacional, destacó que la iniciativa representa una oportunidad para el cumplimiento de nuestro compromiso climático.

Finalmente, Martha Cuba, directora de la oficina de Cooperación y Asuntos Internacionales del MINAM, enfatizó la importancia de considerar el contexto COVID-19 y su impacto en el proyecto considerando su ejecución en campo y cómo será necesario planificar la articulación con otros sectores para asegurar su adecuada implementación.