Día Mundial del Reciclaje: Nueva normativa de residuos sólidos requerirá de un mayor compromiso por parte de la ciudadanía

Nota de Prensa
Dividir los residuos, desde los hogares, y trabajo articulado entre sector privado y estatal serán clave para fortalecer la cultura de reciclaje en el país.

17 de mayo de 2020 - 9:19 a. m.

En un escenario de aislamiento social, este 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje, fecha instaurada por la UNESCO el 2005, con el objetivo de promover una mayor responsabilidad del manejo de residuos sólidos, no solo desde la perspectiva del consumidor, sino también desde la industria y el Estado.

En este marco, el Ministerio del Ambiente (MINAM) impulsa la obligatoriedad de reciclaje a través del Decreto Legislativo 1501, que modifica la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos definiendo de manera clara y detallada que la segregación de residuos sólidos se realizará en la fuente de generación y de forma obligatoria por parte de los generadores de residuos sólidos municipales y no municipales.

En ese sentido, la ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, resaltó que esta nueva medida exigirá un mayor compromiso por parte de la ciudadanía en materia de reciclaje y será una gran oportunidad para el sector privado “Tenemos un gran reto con el tema de la gestión de residuos desde nuestros hogares. En otros países no existen los rellenos sanitarios, absolutamente todos los residuos se valorizan. Además, esta normativa impulsará, que más empresas valoricen los residuos a gran escala y permitirán generar más puestos de trabajo en nuestro país”, señaló.

Reciclaje en nuestro país

Actualmente en el Perú, a través de los programas municipales, solo se viene separando y recogiendo el 1% de los residuos aprovechables. Cabe indicar que, del total de residuos que generan las ciudades, 50% son orgánicos aprovechables y 20% inorgánicos aprovechables. Asimismo, los residuos que generamos en nuestro país diariamente podrían llenar hasta 3 veces el Estadio Nacional.

Ante estas cifras, se hace necesaria una reflexión sobre un mayor impulso a la segregación de residuos, así como también la puesta en práctica del compostaje (abono orgánico domiciliario) a menor escala, desde los hogares, y a gran escala con participación del sector estatal y entidades privadas. De esta forma se creará una oportunidad de negocio en beneficio de las áreas verdes, y enmarcada dentro de una visión de economía circular.

Además, durante el aislamiento social, la elaboración de ecoladrillos (botellas compactadas a base de residuos plásticos) se presenta como una alternativa ecoamigable que permite, incluso a los más jóvenes del hogar, participar de manera lúdica y familiar en las actividades del reciclaje, creando elementos que servirán de insumos utilizados para fabricar muebles modulares, espacios de jardín, paredes, casas, centros comunitarios, etc.

Link de Ecoladrillos

https://www.youtube.com/watch?v=hvVOwvZBX0Q