Primeros días de abril reportan cifras óptimas de calidad de aire en Lima

Nota de Prensa
Se espera que "segundo martillazo" decretado por el gobierno peruano permita una mejora en parámetros ambientales, aún mayor.

5 de abril de 2020 - 12:00 p. m.

Transcurrida la tercera semana de la declaratoria de emergencia dada por el gobierno debido al COVID–19, el Ministerio del Ambiente (MINAM) informa que, durante el aislamiento social obligatorio, los primeros días de abril se obtuvieron cifras muy inferiores en la medición del contaminante del aire PM 2,5 (material particulado fino) respecto a anteriores años en la capital.

De acuerdo a la emisión de los datos obtenidos de la estación de calidad de aire de San Juan de Lurigancho del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), los primeros días de abril del 2020, se han registrado entre 10 y 15 µg/m3 de PM 2,5, en el rango horario de las 8:00 am, en contraste de las 46 µg/m3 obtenidas en abril 2019 y las 42 µg/m3 en abril de 2017.

A pesar de las buenas cifras, cabe recordar que la segunda semana de aislamiento se obtuvo la medición más baja de 3 µg/m3 el día 25 de marzo.

Este ligero incremento con respecto al mes anterior puede responder a un mayor flujo de personas por el cobro de bonos y/o pensión 65, y en general por un desobedecimiento de las medidas establecidas, se espera que con el segundo martillazo decretado por el gobierno (toque de queda por géneros) pueda disminuirse el flujo de personas en la calle y se reduzcan, por ende también, las concentraciones de PM 2,5.

Monitoreo de calidad del aire en Lima y Callao

En la actualidad, la calidad del aire en Lima-Callao se encuentra principalmente vinculada a las partículas finas contaminantes (también llamadas PM 2,5) debido a que son éstas las que superan el valor Estándar de Calidad Ambiental (ECA) de aire con mayor frecuencia.

Los valores más relevantes se encuentran usualmente en Lima Este, esto es atribuible tanto por los tipos de fuentes contaminantes como por el movimiento de los vientos que suelen ir de mar hacia continente, trasladando la mayor parte del material particulado hacia esta zona.