Minagri con IICA impulsarán buenas prácticas ante escenarios de riesgos climáticos

Nota de Prensa
-A partir de metodología participativa de extensión agraria basada en desarrollo de capacidades e innovación tecnológica.

OFICINA DE COMUNICACIONES E IMAGEN INSTITUCIONAL

11 de octubre de 2020 - 4:56 p. m.

Cerca de dos mil productores del Valle de Motupe de la región Lambayeque podrán ser parte de un innovador proceso de transferencia tecnológica, que reconoce los conocimientos ancestrales y locales en el manejo de la producción de sus cultivos, para identificar y promover las buenas prácticas agrícolas en el territorio.

Para ello, en una primera etapa, se convocará a expertos de diferentes disciplinas que permitan afianzar el trabajo colaborativo en la construcción del diseño de la metodología focalizada en el monitoreo y seguimiento del cultivo de mango denominada Cropcheck o control de puntos críticos. Este sistema facilitará mejorar el rendimiento, calidad y sostenibilidad de los cultivos, así lo señaló Fernando Barrera Arenas, especialista en Extensión Rural del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura- IICA.

En esa perspectiva de trabajo, se realizó una reunión de inducción con funcionarios, investigadores, docentes, empresarios y profesionales vinculados al sector agrario, que permitió compartir, reflexionar e interactuar acerca de las ventajas de la extensión agraria participativa basada en puntos críticos de chequeo, considerando variables agroclimáticas asociadas donde los productores aprenderán de su experiencia y de otros, para mejorar las prácticas en el manejo de sus cultivos.

Luego, en una segunda etapa, se entrenará a los estudiantes de la carrera de Producción Agropecuaria del Instituto de Educación Superior Tecnológico Público- Motupe para empoderarlos en la transferencia de la metodología de Cropcheck a los productores de su localidad.

“La participación de los jóvenes es valiosa y más aún en esta coyuntura, porque están familiarizados con las tecnologías, y su aporte será muy significativo para el sector” señaló la directora de la Dirección de Estudios Económicos e Información Agraria, Carolina Ramírez Gonzales.

Finalmente, se ha considerado un programa de acompañamiento en la implementación del Cropcheck, que se basará en la comparación participativa del monitoreo de puntos críticos de los agricultores participantes, considerando los factores productivos del manejo de mango de manera integral.

“El desafío es incorporar información agroclimática y ponerlo en valor, trabajar colaborativamente un manual de recomendaciones de manejo para el cultivo en el territorio, necesitamos conformar grupos de discusión, construir una base de datos y programar acciones de motivación para la incorporación de las buenas prácticas del cultivo; lo cual propiciará, además, en un ciclo de aprendizaje permanente para los agricultores” resaltó Barrera Arenas del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura- IICA.

El director de la Dirección General de Políticas Agrarias, Elvis García Torreblanca, mencionó que es un esfuerzo importante para continuar impulsando la Plataforma de Gestión Agroclimática en el Valle de Motupe como zona piloto. “Estamos en una situación donde la pandemia nos exhorta a acelerar los procesos de adaptación y adopción de soluciones que contemplen el aprovechamiento de las tecnologías de la información y comunicación, y gracias al apoyo de IICA y la metodología Cropcheck, estamos en ese camino” puntualizó.

La Plataforma de Gestión Agroclimática es un espacio de diálogo de actores del territorio para fortalecer la capacidad adaptativa y la reducción de la vulnerabilidad de los productores agrarios frente a la variabilidad y al cambio climático, con la finalidad de mejorar la competitividad de los productores y darle sostenibilidad agraria.