MIMP condena actos de violencia y crueldad contra un niño de dos años en Piura

Nota de Prensa
● Niño recibe protección y cuidados del equipo de la Unidad de Protección Especial de Piura, quien lo acompaña durante todas las diligencias médicas y de ley. ● Se dictó medidas de protección que garantizan el pleno ejercicio de los derechos del niño, entre ellos, a vivir en un entorno de protección y afecto.

Fotos: Mimp

12 de setiembre de 2020 - 8:16 a. m.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) a través de su equipo interdisciplinario de la Unidad de Protección Especial (UPE) de Piura, brinda protección a un niño de dos años que era víctima de graves hechos de violencia física y psicológica, quedando en una situación de desprotección familiar.

En una intervención articulada con la Comisaría de Piura, el abogado, psicóloga y trabajadores sociales del MIMP acompañaron en todo momento al niño luego de que fuera rescatado de la violencia y desprotección de sus padres. En seguida, el equipo llevó al niño a los servicios de salud y a medicina legal donde viene recibiendo atención médica hasta su completa recuperación, brindándole además la protección y la fortaleza que necesita ahora más que nunca.

El menor de edad cuenta con el acompañamiento permanente del MIMP y con una medida de protección que buscará su recuperación integral para que viva feliz y protegido. Asimismo, viene articulando con la Fiscalía Especializada en Violencia para que los hechos sean investigados y sancionados de acuerdo a ley.

“Condenamos categóricamente todo acto de violencia y crueldad contra las niñas, niños y adolescentes. Necesitamos padres y madres que cuiden, amen y protejan a sus hijas e hijos”, enfatizó María del Carmen Santiago Bailetti, Directora General de Niñas, Niños y Adolescentes del MIMP.

El MIMP hace un llamado a toda la ciudadanía para que comunique situaciones que afectan los derechos de las niñas, niños y adolescentes, a la Línea gratuita 1810. Juntas y juntos debemos erradicar toda forma de violencia y desprotección contra ellas y ellos, buscando que vivan felices y protegidos.