MIMP logra que adolescente deje el trabajo en calle para convertirse en artista del tatuaje

Nota de Prensa
• Mediante el Servicio de Educadores de Calle, el Inabif-MIMP ayuda a identificar a menores en riesgo social. • Les brindan orientación oportuna para garantizar sus derechos

Fotos: MIMP

12 de junio de 2019 - 2:34 p.m.

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), a través del Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif), logró recuperar al adolescente Jhorman Abendaño Sánchez de 17 años, quien trabajó desde niño en las calles del distrito de Independencia.

Ante su precaria y vulnerable situación económica ayudaba a su madre en la venta de golosinas. Jhorman atravesó una difícil infancia en las movidas esquinas y lugares de su distrito. Su madre, María Elena Sánchez hizo todo lo posible por ayudar a su hijo y alejarlo de las malas compañías.

En este contexto alarmante, el Servicio de Educadores de Calle del Inabif - MIMP lo identifica y decide intervenir por el bien del adolescente en riesgo social, e inmediatamente inician la oportuna orientación para llevarlo por el buen camino; brindándole valores como respeto y amor por su madre que sufría al verlo con un entorno inadecuado para su desarrollo.

Se le brindó orientación psicológica, actividades lúdicas, recreacionales por parte de los educadores del Inabif del MIMP, esto hizo que el adolescente reflexione y tome conciencia de su futuro.

UNA NUEVA VIDA

Así empieza la recuperación y el cambio de vida de Jhorman, convirtiéndolo en un artista del tatuaje. El educador de calle del Inabif del MIMP, José María Tejada Yasujara, asignado al distrito de Independencia, comenta que al principio le fue difícil llegar a Jhorman, por la actitud un tanto hostil que mostraba.

Tejada Yasujara señala que “luego de ganarnos su confianza, Jhorman aceptó ser internado en un centro de rehabilitación, donde los educadores del Inabif reforzamos las terapias psicológicas que requería”.

Durante los meses de rehabilitación y reflexión, Jhorman descubrió que tenía talento para el dibujo y la pintura. El arte era innato en él y fluyó más aún cuando se reencontró con su padre, un experto en el tatuaje, quien le enseñó las técnicas y, así se convenció de que su nuevo rumbo era ser dibujante sobre la piel, convirtiéndose en un gran “tatuador”.

“Mi especialidad es dibujar rosas porque representan amor, tranquilidad y armonía, sentimientos que día a día van creciendo en mí”, manifiesta Jhorman Abendaño Sánchez. Las rosas son la expresión más sublime que tiene él para manifestar cómo se siente actualmente.

Hoy, a sus 17 años sigue perfeccionando su arte, está a punto de terminar la secundaria y tiene entre sus planes estudiar en la Escuela de Bellas Artes para conocer las técnicas y estilos con los expertos de la cultura artística.

Dato:

- En el 2018, el Inabif, a través del Servicio Educadores de Calle, atendió a 6,963 niñas, niños y adolescentes que realizaban trabajo en las calles del país.

- De este total, se logró restituir el derecho a estudiar de 654 niñas, niños y adolescentes