Mujeres, niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia de zonas rurales cuentan con atención especializada del MIMP

Nota de Prensa
● Un total de 120 mujeres lideresas de las zonas rurales recibieron asistencia para identificar casos de violencia en sus comunidades y se atendió a 58 víctimas durante la presente cuarentena.

Fotos: Mimp

19 de abril de 2020 - 2:00 p. m.

Ante el contexto de cuarentena por el coronavirus, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), a través del Programa Nacional para la Prevención y Erradicación de la Violencia hacia las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar – Aurora, informa que brinda permanentemente atención a mujeres, los niños, niñas, adolescentes y poblaciones vulnerables víctimas de violencia.

Iniciado el aislamiento social se dispuso la activación del Protocolo para la ruta de Atención Itinerante Urgente en las zonas rurales, el cual está a cargo de nuestro personal especializado de la Estrategia Rural, quienes en permanente coordinación telefónica con las autoridades comunales y lideresas indígenas identifican casos de violencia en las comunidades rurales.

Una vez identificado el caso se brinda atención a la víctima para garantizar su protección desde su justicia comunal e inmediatamente se denuncia ante la Policía Nacional. En total, las/os especialistas del MIMP atendieron 58 casos de violencia de las zonas rurales y dos de ellas ingresaron a los Hogares de Refugio Temporal en las regiones Tumbes y Amazonas.

Equipos de la Estrategia Rural brindan asistencia a autoridades comunales sobre los procedimientos de atención y de denuncia; así como de protección a las víctimas de sus comunidades. En el periodo de cuarentena se brindó asistencia a 88 autoridades comunales, jueces de paz, subprefectos y a la propia policía.

Asimismo, un total de 120 mujeres lideresas de las zonas rurales recibieron asistencia para afrontar el aislamiento social obligatorio y estar fortalecidas para identificar y defender a las víctimas de violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar.

Como parte de las acciones preventivas se difundió microprogramas radiales para orientar a las mujeres de las zonas rurales para que denuncien y pidan ayuda en las comunidades ante hechos de violencia. En este material también se difundió la Línea 100 como un servicio de atención y orientación ante casos de violencia.

En cuarentena, el MIMP -con la debida protección de sus especialistas ante el coronavirus- sigue llegando a las zonas más alejadas de costa, sierra y selva de la mano de las autoridades comunales y las mujeres lideresas comunitarias. Las comunidades rurales no están solas ni desprotegidas en esta emergencia.

Es importante destacar que estas acciones implicaron la intervención en conjunto de las autoridades comunales con la Policía, el Ministerio Público, el Ministerio de Salud y los servicios del Programa Aurora.