MIMP publica orientaciones a Gobiernos regionales y locales para garantizar derechos de mujeres y poblaciones vulnerables frente a la emergencia por el Covid-19

Nota de Prensa
La situación de emergencia por el coronavirus (COVID-19) genera un impacto en el bienestar de las mujeres y poblaciones vulnerables de las distintas regiones de nuestro país.

Fotos: Mimp

11 de abril de 2020 - 11:03 a. m.

Por el coronavirus, muchas actividades se han detenido, pero las desigualdades no paran. Como muestra de ello, las mujeres siguen siendo las principales afectadas por la desigual distribución de las tareas del hogar y de cuidado, situación que se agudiza durante el aislamiento. Además, el riesgo de violencia hacia las mujeres, niñas y adolescentes se agrava, principalmente para aquellas que conviven con sus agresores. Por otro lado, es esencial garantizar la atención prenatal y de parto, el acceso a métodos de planificación familiar y asegurar que los productos de primera necesidad lleguen a los hogares de las personas adultas mayores y/o con discapacidad, entre otras.

Frente a esto, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables ha lanzado una cartilla informativa con orientaciones dirigidas a los gobiernos regionales y locales para promover medidas con enfoque de género que contribuyan a garantizar los derechos de las mujeres y poblaciones vulnerables en las acciones frente al COVID-19.

La publicación, elaborada en conjunto con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), promueve diseñar estrategias con enfoque de género que respondan a las necesidades particulares de las mujeres y poblaciones vulnerables de la costa, sierra, selva. Entre estas, se encuentra asegurar que los productos básicos lleguen a los hogares de las personas adultas mayores y con discapacidad. Además, garantizar equipos de protección personal, incluyendo productos de higiene menstrual, a las mujeres que se encuentran en la primera línea de respuesta frente a la emergencia sanitaria.

De igual forma, destaca la importancia de capacitar a las servidoras y servidores públicos para garantizar un trato adecuado a todas las personas, respetando la diversidad y sin ningún tipo de discriminación.

Asimismo, el manejo adecuado de la información es vital; por lo cual, se recomienda a los gobiernos regionales y locales registrar información importante de las personas como sexo, edad, pertenencia étnica, condición de discapacidad, si es mujer gestante, entre otras, la cual permitirá elaborar medidas que atiendan mejor las necesidades de la población.

En el contexto actual, el rol de las entidades públicas es clave para garantizar medidas con enfoque de género que contribuyan al bienestar de las mujeres y poblaciones más vulnerables. Convirtamos situaciones de emergencia en oportunidades para la igualdad.

Para conocer el documento completo con las orientaciones, ingresa aquí: https://bit.ly/2JYnsuU