Midis invertirá S/ 21 millones para desarrollar de emprendimientos productivos en Huancavelica en 2020

Nota de Prensa
 A través del proyecto Haku Wiñay, de Foncodes, el sector impulsa en los hogares la generación autónoma de recursos para salir de la pobreza

Oficina General de Comunicación Estratégica

28 de enero de 2020 - 6:42 p. m.

El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), a través del proyecto Haku Wiñay, del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), ejecutará en este año una inversión ascendente a S/ 21 millones para desarrollar emprendimientos productivos en la región de Huancavelica, con el objetivo que las familias de las zonas rurales y que viven en pobreza generen recursos de manera autónoma para salir de esa situación.

Así lo anunció la viceministra de Prestaciones Sociales, del Midis, Patricia Balbuena Palacios, quien resaltó que su sector coordinará con el gobierno regional de Huancavelica y los gobiernos locales de esa región para crear o mejorar las condiciones que permitan a las familias sacar sus productos hacia los mercados. “Está comprobado que Haku Wiñay aumenta en 40 por ciento los ingresos de las familias”, resaltó la viceministra.

El año pasado el proyecto Haku Wiñay benefició a 19 179 hogares huancavelicanos con el desarrollo de emprendimientos productivos, principalmente relacionados a la agricultura y a la crianza de animales. “Foncodes primero interviene mejorando las condiciones de vivienda de las familias, instalando las cocinas mejoradas, kits de agua segura y fitotoldos en biohuertos, donde producen verduras para su auto consumo”, señaló Balbuena.

La implementación de la vivienda saludable también incluye la adecuación de un ambiente para el descanso familiar (samana wasi) y la colocación de tachos para la segregación de residuos. “Luego se procede a mejorar la productividad de cada familia”, refirió la viceministra de Prestaciones Sociales.

Región piloto

La inversión para Haku Wiñay forma parte de la Estrategia de Salida Permanente de la Pobreza que el Midis viene delineando. La otra arista importante para romper el círculo de la pobreza y cerrar brechas sociales en Huancavelica, y que también responde a la labor articuladora del Midis, es la inversión en la primera infancia, destacó Balbuena.

La viceministra recordó que Huancavelica y Cajamarca han sido designadas regiones piloto para la implementación de las acciones del Programa Presupuestal orientado a Resultados del Desarrollo Infantil Temprano, en el marco de la Estrategia de Gestión Territorial “Primero la Infancia”, que busca incrementar el acceso de niños y niñas a servicios priorizados desde la gestación hasta los 5 años.

Indicó que las acciones por la primera infancia también tienen carácter intersectorial e intergubernamental y destacó el rol de los gobiernos locales, quienes manejan el padrón nominal de los menores. “El objetivo inmediato es lograr la identificación de los menores y su afiliación temprana a través de los programas sociales Cuna Más y Juntos, tras lo cual accederán a los servicios priorizados de salud y educación”, dijo la viceministra.

Mejora de programas sociales

Huancavelica es una región que ha demostrado capacidad para reducir la desnutrición crónica infantil y tiene potencial para dar grandes saltos en indicadores sociales, explicó Balbuena, quien subrayó que la meta es el cierre de brechas sociales. “En Huancavelica, entre el 2018 y el 2019, Foncodes acondicionó más de mil viviendas térmicas en zonas ubicadas a más de 3500 metros sobre el nivel del mar y en el marco del programa ‘Mi Abrigo’”, resaltó.

En Huancavelica, el año pasado el programa Contigo brindó pensión no contributiva a 1984 personas con discapacidad severa y en condición de pobreza; Cuna Más atendió a 2446 niñas y niños con el Servicio de Cuidado Diurno, y a 6147 hogares con el Servicio de Acompañamiento a Familias; Juntos abonó prestaciones económicas a 32 536 hogares por cumplimiento de compromiso de acceso a salud y educación; 51 tambos del programa PAIS brindaron 21 940 atenciones; Pensión 65 registró una cobertura de 22 747 usuarios y usuarias; y, finalmente, Qali Warma atendió con alimentación escolar a 74 323 alumnos y alumnas de 2563 instituciones educativas.