Más de 180 mil personas en situación de vulnerabilidad son monitoreadas por Red Amachay para prevenir el contagio de la COVID-19

Nota de Prensa
Ejecutivo coordina atención a personas adultas mayores y con discapacidad severa con 152 municipios distritales.

16 de setiembre de 2020 - 10:30 a. m.

Desde su creación en abril, la Red de Soporte para el Adulto Mayor en Alto Riesgo y Personas con Discapacidad Severa, también conocida como Amachay, ha atendido ya a más 186 000 personas en situación de alto riesgo y vulnerabilidad, quienes son continuamente monitoreadas, mediante llamadas telefónicas o visitas domiciliarias, por los equipos de 152 municipalidades distritales de todo el país, en el marco de un trabajo articulado que realizan junto con el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Ministerio de Salud (Minsa), Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp) y los gobiernos regionales.

“Esta articulación ha hecho posible la implementación de un sistema de gestión de alertas en cada gobierno local, que facilita la labor de las y los gestores territoriales de los sectores, así como de las oficinas municipales de atención a las personas con discapacidad (Omaped), los actores sociales de cada municipio, organizaciones sociales, personal de promoción de la salud de las Direcciones Regionales de Salud y los equipos de promotores y coordinadores del programa PAIS del Midis”, comentó la titular del sector, Patricia Donayre, quien precisó que el Midis es el encargado de brindar el soporte técnico a la red.

“Hasta el momento, Amachay ha atendido cerca de 42 mil casos de COVID-19, 7 415 casos de violencia o abandono y otros 8 989 casos de emergencia alimentaria”, detalló Donayre. “Además, de forma sostenida, se ha entregado a personas adultas mayores con alto riesgo y personas con discapacidad severa un paquete priorizado de servicios que incluye: consejería para prevenir el contagio del coronavirus, identificación de signos de alarma, vacunación contra neumococo e influenza, entre otros”, anotó.

Para darle sostenibilidad a esta intervención, en el marco del Estado de Emergencia Nacional y la Emergencia Sanitaria, el Midis autorizó la transferencia de más de S/ 29.5 millones a favor de los sectores Salud y Mujer y Poblaciones Vulnerables; y de los gobiernos regionales y locales que forman parte de la red para continuar con su implementación y asegurar la prestación de los servicios citados.

En San Juan de Lurigancho, por ejemplo, la Red Amachay y su equipo multisectorial se trasladó al domicilio de Karina Arquiñigo, quien está a cargo del cuidado de su padre de 84 años, una persona adulta mayor que se contagió de la COVID-19 y se encontraba en situación crítica. Le proveyeron de oxígeno y dieron asistencia médica de la red de salud de su distrito. La atención oportuna permitió que el padre se recuperara.

En Pachacámac, Lucio Velásquez, de 75 años, natural de Andahuaylas, cuenta que nunca imaginó que un día unos jóvenes tocarían su puerta para ofrecerle ayuda y víveres. Estos jóvenes forman parte de la Red Amachay de la municipalidad distrital. “Se comunicaron conmigo en quechua, detalle que me hizo sentir considerado. Nos pusieron vacunas y mandaron unas canastitas. Me dijeron también que tenía que seguir con el lavado de manos, usar siempre mascarillas y no estar cerca de la gente”, refirió don Lucio.

En Cajamarca, una pareja que sobrevivió al derrumbe de su vivienda en el caserío Tres Molinos, recibió el apoyo de la Red Amachay de la Municipalidad Distrital de Baños del Inca. Javier Romero (67) con hipertensión y discapacidad visual total, y María Zambrano (70) con anemia severa, recibieron víveres, colchones, frazadas, medicinas y atención médica, así como la donación de dos millares de ladrillos para su nueva casa. “Sin su ayuda no podríamos hacer nada para construir nuestra casita y tampoco hubiéramos ido al médico por miedo a contagiarnos”, agradeció Javier.