MIDAGRI implementará Programa de Gestión Sostenible de Producción Forestal de casi S/ 513 millones en nueve regiones del país

Nota de Prensa
-Tiene un fondo de endeudamiento externo entre el Gobierno peruano y alemán del banco KfW, de 54 millones de euros

OFICINA DE COMUNICACIONES E IMAGEN INSTITUCIONAL

3 de mayo de 2021 - 5:48 p. m.

Mediante un acuerdo entre el Gobierno Peruano y el alemán, a través del KfW Banco de Desarrollo, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego implementará el Programa de Fomento y Gestión Sostenible de la Producción Forestal con una inversión aproximada de S/ 513 millones, destinado a beneficiar a 2,7 millones de pobladores rurales de nueve departamentos del país para los próximos cinco años.
 
El Ministro de Agricultura y Riego, Federico Tenorio Calderón indicó que se trata de uno de los programas de inversión del sector forestal más grande en la historia del país destinado a reactivar la actividad económica productiva forestal mediante el manejo sostenible; a reducir la deforestación, mitigar el cambio climático y conservar la biodiversidad en el Perú.
 
Su ejecución dinamizará cinco cadenas productivas forestales y contribuirá a consolidar al sector como motor desarrollo mediante la generación de 56,000 nuevos empleos entre directos e indirectos. 
 
El programa beneficiará de forma directa a nueve departamentos: Ancash, Cajamarca, Huánuco, Junín, Loreto, Madre de Dios, Pasco, San Martín y Ucayali, en articulación con los gobiernos regionales. Funcionará durante los próximos cinco años como una unidad ejecutora a cargo del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), adscrita al MINAGRI, explicó el titular de esta cartera.
 
Se implementará bajo tres proyectos de inversión (PI): 1) Mejoramiento del fomento de plantaciones forestales comerciales para el desarrollo productivo forestal (siete departamentos), 2) Mejoramiento y ampliación de la producción forestal sostenible en bosques naturales en (cinco departamentos) y 3) Mejoramiento y ampliación del ordenamiento forestal en (nueve departamentos)
 
Tiene como una de sus metas establecer 3,2 millones de hectáreas de bosques naturales (extensión equivalente a Lima departamento) manejados bajo modelos de buenas prácticas forestales sostenibles que promueven la conservación de la biodiversidad y un millón de hectáreas nuevas otorgadas bajo títulos habilitantes de aprovechamiento con procesos mejorados.
 
También beneficiará a alrededor de 25 Comunidades Nativas y Campesinas que podrán trabajar de forma asociativa articuladas. Buscará lograr 50 mil hectáreas de plantaciones forestales comerciales nuevas e intervenidas, y 70 millones de hectáreas zonificadas y ordenadas en el país.
 
Cabe destacar que el aprovechamiento sostenible de la madera, sus productos y derivados, contribuyen al Producto Bruto Interno (PBI), que según recientes mediciones del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) y el SERFOR, el aporte económico alcanza el 1.04%, muy superior a las estimaciones anteriores. 
 
La inversión total del programa está compuesta por una operación de endeudamiento externo con la KfW Banco de Desarrollo, por un monto de € 54 millones, más una donación alemana del mismo banco de € 6 millones; y una contrapartida del Gobierno Peruano de € 52,3 millones[1].
 
Las cadenas de valor sobre las cuales se enfocará el programa son: madera aserrada; madera para muebles; madera para pisos; madera para parihuelas y madera para tableros. La selección de estas cadenas se debe a que son los productos con mayor demanda a nivel nacional.
 
El programa se ejecutará en nueve departamentos: Ancash, Cajamarca, Huánuco, Junín, Loreto, Madre de Dios, Pasco, San Martín y Ucayali, en articulación con los gobiernos regionales. Funcionará durante cinco años y tendrá como unidad ejecutora el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), adscrita al MIDAGRI.
 
Las acciones del sector también tienen como principal objetivo la reducción de la tala ilegal, mejorar el acceso al recurso y promover el desarrollo de cadenas con madera de origen legal y asegurar su demanda por el mercado, pero sobre todo, el fortalecimiento de las autoridades regionales forestales y de fauna silvestre y el trabajo articulado con el Gobierno Nacional.
 
Como impactos indirectos del programa se tiene la generación de polos de desarrollo a nivel local y regional, contribuyendo a la reducción de la pobreza en estos ámbitos; la puesta en valor del bosque, contribuyendo a la reducción de la deforestación (mayor valor económico del bosque en pie que de su conversión a otros usos) y a la emisión de gases de efecto invernadero.