S&P otorga perspectiva estable a deuda peruana de largo plazo

Nota de Prensa

Oficina de Comunicaciones

5 de marzo de 2020 - 8:35 p. m.

La agencia calificadora de riesgo Standard and Poor’s (S&P) mantuvo para el Perú la calificación crediticia de la deuda de largo plazo en moneda extranjera (BBB+) y en moneda local (A-), con perspectiva estable para ambas, informó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Según S&P, el fundamento de las calificaciones soberanas del Perú refleja la continuidad en la implementación de políticas macroeconómicas previsibles y pragmáticas durante administraciones sucesivas, así como los limitados déficits fiscales y externos y un bajo nivel de deuda. Estos fundamentos colocan a la economía peruana sobre una base más sólida para resistir choques imprevistos y alteraciones económicas.

Asimismo, la perspectiva estable incorpora la expectativa de S&P acerca de la continuidad de las políticas económicas y fiscales durante los siguientes dos años. S&P prevé que el Perú mantendrá sus fortalezas crediticias claves como son la credibilidad fiscal y monetaria y un bajo nivel de deuda, y espera que los limitados déficits fiscales y de cuenta corriente sigan respaldando la fuerte calidad crediticia del Perú.

La calificadora de riesgo opina que la independencia del Banco Central de Reserva del Perú cuenta con un amplio apoyo político y credibilidad con base en su historial de control de la inflación.

“El hecho de que la calificación en moneda local de Perú (A-) esté un nivel por encima de la calificación en moneda extranjera (BBB+) refleja que S&P reconoce nuestro compromiso con la responsabilidad fiscal, la credibilidad de la política monetaria peruana, el régimen cambiario flotante, la resiliencia de nuestra posición externa, así como el tamaño de nuestro mercado de capitales”, indicó la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva.

La ministra agregó que S&P tiene la visión de que nuestras políticas pragmáticas deberían respaldar una modesta aceleración en el crecimiento económico en los próximos dos años. “Esperan una continuidad en el marco de políticas sólidas y prudentes del Perú, las cuales han sido el pilar de nuestra economía”, añadió.

Por lo tanto, a pesar de la desaceleración en la tendencia de crecimiento, las expectativas económicas de Perú se mantienen sólidas, y S&P espera que el crecimiento del PBI se ubique en un promedio de 3,2% durante 2020-2023, al tiempo que el PBI per cápita tiende hacia US$7,700 en el 2023.

S&P informó que tras una década de rápido aumento del PBI per cápita, los indicadores socioeconómicos del Perú han mejorado sustancialmente, pero las carencias en infraestructura y la informalidad aún son significativas.

Perfil de deuda

S&P menciona que el Perú ha seguido mejorando su perfil de deuda, con vencimiento de deuda de mercado de 12,5 años y con 90% a tasa de interés fija. Añadió que la deuda externa aún representa 31% de la deuda total y que el Gobierno ha seguido reduciendo el porcentaje de deuda nueva en moneda extranjera a través de emisiones de bonos soberanos en moneda local.

S&P manifestó que podría elevar las calificaciones crediticias del Perú si se dan las siguientes condiciones: i) si se acelera el crecimiento del PBI de manera constante y deriva en un crecimiento per cápita que se compare favorablemente con sus pares en el mismo nivel de desarrollo, y ii) si la consolidación fiscal es más rápida de lo esperado, siempre y cuando esto no se traduzca en una ejecución más débil del gasto de inversión.

De igual forma, S&P dijo en su reporte que “un cambio negativo inesperado en las políticas fiscales y económicas tras las elecciones del próximo año”, o “una persistente incertidumbre política que afecte la predictibilidad de las políticas económicas y los esfuerzos para mantener un entorno de negocios favorable, así como finanzas públicas sostenibles” llevaría a una reducción de las calificaciones crediticias de los bonos soberanos peruanos en los siguientes dos años.