Decreto de Urgencia sobre negociación colectiva salvaguarda el equilibrio financiero del Estado

Nota de Prensa

Oficina de Comunicaciones

11 de febrero de 2020 - 7:14 p. m.

El Decreto de Urgencia 014-2020, que regula las disposiciones necesarias para la negociación colectiva en el sector público, restituye el derecho de los trabajadores para negociar inclusive condiciones económicas, salvaguarda el equilibrio financiero del Estado y permite corregir las distorsiones generadas en el ejercicio de este derecho laboral, afirmó Victorhugo Montoya, director de la Dirección General de Gestión Fiscal de los Recursos Humanos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Durante su presentación ante la sesión del Grupo de Trabajo en el Congreso de la República que revisa los alcances de este decreto de urgencia presidido por el congresista Marco Mantilla, Montoya indicó que la medida salvaguarda los recursos del Estado, evitando que se afecte el equilibrio presupuestal de las entidades debido a eventuales demandas de beneficios laborales por parte de los trabajadores, logrados mediante negociaciones colectivas. “No puede haber negociaciones sin financiamiento, porque ahogan las finanzas públicas” afirmó.

Interés público

El funcionario del MEF señaló que esta medida rescata el principio por el cual el interés público está por encima de los intereses colectivos e individuales. “En la forma como se realizan las negociaciones colectivas en el Estado, el interés colectivo ha sido afectado y podemos citar casos tales como en Reniec, Petroperú, Sunarp y los municipios provinciales de Huaraz y Chiclayo, entre otros”, precisó.

Montoya recordó que el DU fue discutido con diversos sindicatos de trabajadores, economistas y expertos abogados laboralistas, quienes opinaron favorablemente sobre la norma. “Recordemos que, para el Tribunal Constitucional y la Organización Internacional del Trabajo, es necesaria una regulación especial para la negociación colectiva, que compatibilice tanto los derechos labores como el equilibrio presupuestal. El decreto de urgencia cumple con esta demanda”, agregó.

Problemas a resolver

Montoya indicó que la iniciativa del MEF resuelve los principales problemas generados por las prácticas bajo las cuales se ejecuta la negociación colectiva; entre estos, la falta de transparencia, para lo cual se dispone que los detalles de estas negociaciones sean públicos. Actualmente, la información relacionada con la negociación colectiva solo se reserva a las instituciones y sus sindicatos.

Asimismo, la propuesta añade predictibilidad, lo cual favorecerá la programación multianual del presupuesto de las instituciones públicas, asegurando inclusive el financiamiento de los convenios colectivos o de los laudos arbitrales, según sea el caso.

“También se resuelve la falta de equidad, pues los derechos de la negociación colectiva no se limitan a quienes integran los sindicatos, sino que se extienden a todos los trabajadores” indicó Montoya en su presentación en el Congreso de la República, al destacar los beneficios del decreto de urgencia.