Plan Nacional de Competitividad y Productividad aplicará 84 medidas para alcanzar niveles competitivos en un horizonte de once años

Nota de Prensa
Medidas de corto, mediano y largo plazo están agrupadas en nueve objetivos prioritarios y comprometen la participación del sector público y privado hasta el 2030.

28 de julio de 2019 - 8:57 p. m.

El Gobierno puso a disposición de la ciudadanía el Plan Nacional de Competitividad y Productividad con 84 medidas de política de alto impacto, organizadas según los 9 objetivos prioritarios de la Política Nacional de Competitividad y Productividad, que fuera aprobada en diciembre de 2018 (Decreto Supremo N° 345-2018-EF).

Durante su mensaje a la nación, el Presidente de la República, Martín Vizcarra, señaló que el gobierno viene trabajando en medidas de políticas que mejorean la competitividad y la productividad de la economía con una visión de mediano y largo plazo; en ese sentido, recordó que el año pasado se aprobó por primera vez una Política Nacional de Competitividad y Productividad, que identificó 9 áreas a ser desarrolladas y articuladas por el sector público y privada en amplios espacios de diálogo para su sostenibilidad.

“Después de 6 meses de trabajo intenso, con decenas de reuniones (entre el sector público y privado) hoy se publicó el Plan de Competitividad y Productividad 2019-2030, con 84 medidas específicas en las nueve áreas, medidas que estamos seguros impulsará la competitividad y productividad de la economía peruana para lograr tasas de crecimiento de largo plazo sostenible que beneficien a todos los peruanos”, remarcó el presidente Vizcarra.

En este sentido, cabe mencionar que el Plan Nacional de Competitividad y Productividad es resultado del esfuerzo y diálogo del sector público, privado, la academia y la sociedad civil. Se realizaron más de 20 talleres y 50 reuniones de trabajo a través de los Comités Técnicos Público-Privados, conducidos por diferentes Ministerios con el soporte técnico del Consejo Nacional de Competitividad y Formalización (CNCF).

Se trata de una importante herramienta de gestión participativa, orientada a concretar medidas de política a ser ejecutadas en los próximos diez años. El Plan establece productos concretos y entregables en cuatro hitos temporales hacia el 2030 los cuales permitirán el monitoreo y rendición de cuentas de cada una de las medidas establecidas.

El Ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, explicó que el Plan Nacional de Competitividad y Productividad involucra el compromiso y el esfuerzo de diversos sectores en su implementación, conforme a sus competencias y funciones contando con el soporte técnico del Consejo Nacional de Competitividad y Formalización (CNCF). “Las medidas contenidas en el Plan Nacional de Competitividad y Productividad procuran que el uso de los recursos públicos y las intervenciones del Estado estén orientadas a objetivos concretos para incrementar los niveles de productividad y competitividad del país, al tiempo de contar con la colaboración del CNCF para asegurar una implementación coordinada y articulada”, enfatizó.

Bajo esta lógica, agregó, el Plan Nacional de Competitividad y Productividad evita la duplicidad de esfuerzos entre diferentes entidades públicas, generando sinergias y mayor eficiencia en el uso de recursos en cuanto a costos de inversión y operativos, gastos de personal entre otros, para lograr los objetivos prioritarios planteados y beneficiar a todos los peruanos.

Medidas de alto impacto

El Plan Nacional de Competitividad y Productividad, cuyo diseño fue liderado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través del Consejo Nacional de Competitividad y Formalización (CNCF), está conformado por 84 medidas de alto impacto, muchas de las cuales ya empezaron a desplegarse, y serán ejecutadas en un período de once años. Para ello se establecen cuatro hitos de cumplimiento: a diciembre del 2020, a julio del 2021, a julio del 2025 y a julio 2030.

Las medidas corresponden a lo establecido en los objetivos prioritarios de la Política Nacional de Competitividad y Productividad: Infraestructura, capital humano, innovación, financiamiento, mercado laboral, ambiente de negocios, comercio exterior, institucionalidad y sostenibilidad ambiental.

Entre las medidas del Plan se encuentran el lanzamiento del Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad (PNIC) que priorizará la ejecución de inversiones por hasta S/ 100,000 millones; la implementación de Institutos de Excelencia (IDEX) en regiones; la gobernanza conjunta de fondos y programas de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI); la estrategia para el desarrollo de una red de parques industriales; y el fortalecimiento del gobierno digital a través de la expansión de servicios de la Plataforma de Interoperabilidad del Estado (PIDE), la reforma del Sistema de Justicia, y la estrategia para la gestión de conflictos sociales.

También medidas orientadas a promover el crecimiento y la mejora de la gestión de las MYPE con la implementación del Fondo Crecer, que con S/ 1,150 millones empezó a otorgar sus primeras garantías esta semana. Además, se plantea la expansión de los Centros de Desarrollo Empresarial a más zonas al interior del país, donde las MYPE encontrarán las herramientas necesarias para formalizarse y elaborar planes de negocio productivos y de alto impacto.

Los beneficios de la implementación del Plan Nacional de Competitividad y Productividad se verán reflejados en el incremento de la capacidad de crecimiento de mediano y largo plazo de la economía peruana. Las ganancias en competitividad permitirán la provisión de mejores servicios públicos, así como un mayor dinamismo de la fuerza laboral y de las unidades empresariales. De acuerdo con el Marco Macroeconómico Multianual 2019 – 2022, la implementación de la Política Nacional de Competitividad y Productividad a través del Plan Nacional de Competitividad y Productividad permitirá que el PBI potencial se incremente a un ritmo de 4.5% para el periodo hacia el año 2022, ritmo necesario para continuar erradicando la pobreza y elevar el bienestar de todos los peruanos.

Estas 84 medidas transversales son complementadas con medidas sectoriales trabajadas en las Mesas Ejecutivas, y que en las últimas semanas ya se han venido implementado, como las aprobadas hace algunas para los sectores Forestal y Acuícola, como parte de la política de gobierno de promover nuevos motores de crecimiento para el país.