“Han sido los mejores Juegos Panamericanos de la historia”

Nota de Prensa
“Han sido los mejores Juegos Panamericanos de la historia”

12 de agosto de 2019 - 8:26 a. m.

Los Juegos Panamericanos Lima 2019 se despidieron en medio de coloridos bailes, un repaso de la historia y la nostalgia deportiva propia de toda ceremonia de clausura. El verdadero valor del deporte se reflejó a través de un multicolor desfile de atletas, hermanados por su participación en las pruebas y un fin de fiesta que volvió a ensalzar la diversidad cultural del Perú.

El escenario de la ceremonia abarcó todo el gramado del Estadio Nacional, compuesto por fragmentos de piedra, inspirado en la ciudadela inca de Machu Picchu, donde se encuentra el Intihuatana, que inspiró el diseño del pebetero que acompañó los 17 días de competencias de los Juegos Panamericanos Lima 2019.

El show empezó con un estremecedor Himno Nacional y los rostros del Perú proyectados en uno de los escenarios, rindiendo tributo a la variedad de culturas y comunidades del país anfitrión. Minutos después, las mezclas musicales de DJ Shushupe y el arte chicha acompañaron el desfile de los atletas, uno de los momentos más emotivos de la noche.

Bailando a través del Perú

Tras el paso de los deportistas, la ceremonia dio lugar a un recorrido por la historia del Perú prehispánico con una procesión de cerámicas, entre ellas una estatuilla de Caral, una vasija Nazca en forma de ave, un huaco retrato Moche y un cuchimilco Chancay, que inspiró a Milco, la mascota de los juegos.

De pronto, la cultura moche se apropió del show con una recreación de rituales, combates y la vida diaria en el Perú antiguo.

La ceremonia continuó con el repaso de postales que mostraron la diversidad del país anfitrión y un viaje a través de sus bailes regionales. El festejo, la diablada, el huayno y las danzas de tijeras deleitaron a los aficionados y deportistas de toda América, tanto como el sonido del charango tocado por Naysha, como símbolo de un futuro forjado en la tradición.

El camino a Santiago

El Estadio Nacional vitoreó al presidente del Comité Organizador Lima 2019, Carlos Neuhaus, durante un emotivo discurso que destacó "la transformación del Perú a partir de estos juegos, con Lima como la nueva capital deportiva de las Américas". A ello, se sumaron las palabras del presidente de Panam Sports, Neven Ilic, y una frase que quedará para el recuerdo: "Gracias Perú, todo lo hicieron bien. Han sido los mejores Juegos Panamericanos de la historia".

Las últimas medallas de oro de los Juegos fueron entregadas de manera simbólica al futuro del deporte peruano: la judoca Ariana Baltazar y el tenimesista Carlos 'Nano' Fernández. Los juegos fueron declarados clausurados y fue momento de Santiago de Chile para entrar en escena con la cantante Alejandra Ramírez. El Himno Nacional del país sureño fue entonado en medio de la aparición de imágenes de las imponentes montañas de los Andes.

Los Hermanos Power Peralta y Francisca Valenzuela se lucieron luego sobre un escenario digital que, finalmente, representó una clásica plaza de Santiago, sede de los Juegos Panamericanos 2023.

Posteriormente, Lima se despidió a lo grande con una espectacular exhibición de marinera. En uno de los momentos más emocionantes de la noche, la bailarina sopló su pañuelo al aire extinguiendo la llama Panamericana, que después reapareció transformada en un candelabro esperando ser encendido en cuatro años. El fin de la ceremonia rindió homenaje a la amazonía para luego terminar en una gran fiesta de los atletas al ritmo de los temas más populares del cantautor peruano Gianmarco.

Canciones como "Hoy", "Sácala a bailar" y, en especial, el "Contigo Perú" acompañado de bailarines del Ballet Folclórico cerraron un show de primer nivel en una noche mágica e inolvidable.