Internos vistieron a bailarines de la Virgen de la Candelaria

Nota de Prensa

9 de febrero de 2018 - 12:10 p. m.

NOTA DE PRENSA N° 037 -2018- INPE

Setecientos cincuenta trajes y mil doscientas matracas fueron elaborados por internos del Establecimiento Penitenciario de Puno, contratados por diversos empresarios debido a la excelencia en sus confecciones y bordados.

El penal  cuenta con 700 albergados, de los cuales el 80 por ciento realiza trabajos de carpintería y manualidades. De ellos, 250 se abocaron a la confección de trajes, matracas y máscaras con motivo de las celebraciones de la Mamacha Candelaria, cuya festividad fue reconocida el 2014 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por la UNESCO.

Durante tres meses, 200 internos artesanos cosieron 750 trajes completos de diablada y morenada en los que resaltaron los diseños de animales del ande, dragones, flores y serpientes, y fueron bordados con los mejores hilos de colores dorados, plateados y del arco iris.

Asimismo, 50  internos carpinteros confeccionaron 1 200 matracas y un singular número de máscaras que acompañaron las prendas de vestir, y posiblemente los sincronizados movimientos de los danzantes por las calles alto andinas.

La empresa que mayor contrato realizó fue Bordados Internacional Amachi, gracias a la política de Cárceles Productivas.

Cabe mencionar, que el INPE busca a través de Cárceles Productivas involucrar al empresariado a fin de que soliciten la mano de obra del interno, y con ello, promuevan su conocimiento, calidad laboral , así como los avances en el proceso de su adecuada resocialización.