INPE actualiza lineamientos para el tratamiento a mujeres en los centros penitenciarios

Nota de Prensa

4 de febrero de 2019 - 12:42 p. m.

NOTA DE PRENSA N° 054 -2019-INPE

Con el objetivo de actualizar las pautas para mejorar la atención de las mujeres en los establecimientos penitenciarios, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) aprobó la directiva “Atención integral y tratamiento para mujeres en Establecimientos Penitenciarios”.

El documento fue aprobado por resolución presidencial N° 310 y en él se establece la atención a las mujeres en las áreas de salud, alimentación, trabajo, educación, asistencial legal, social y psicológica.

Igualmente, en   visita íntima, seguridad, con actividades deportivas, artísticas y culturales, mantenimiento de lazos familiares, atención especial según su vulnerabilidad (gestante, discapacidad, drogodependiente, adultas mayores, VIH/SIDA, tuberculosis, enfermedades crónicas, indígenas, campesinas y víctimas de violencia), y una adecuada clafisicación.

Cabe destacar que la directiva señala que los niños y niñas, que se encuentran en los reclusorios como acompañantes de sus madres, serán atendidos de forma integral. Así como brindarles espacios adecuados para cuando egresen y las visiten.

Asimismo, se enfatiza la coordinación interinstitucional con el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social a través del fortalecimiento de cunas para menores de 3 años; con el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo por medio del Programa Nacional Impulsa Perú, en lo referente a la mejora de las capacidades productivas de mujeres emprendedores; así como el Ministerio de Salud, con la afiliación progresiva de las internas del Sistema Integral de Salud y gestión de citas médicas oportunas.

La elaboración de la directriz estuvo a cargo de los profesionales de tratamiento, quienes basaron su edición en normas como la Ley de Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres, Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar y las Reglas de Bangkok de las Naciones Unidas.

Con la aprobación de este instrumento normativo, el INPE ratifica su compromiso firme en promover el respeto irrestricto de los derechos que le asiste a la población especialmente vulnerable, como son las mujeres al interior de los establecimientos penitenciarios.