MIDAGRI presenta nueva variedad de Tarwi con alta calidad genética que incrementará rentabilidad del agricultor

Nota de Prensa
INIA 445 - MASACANCHINO ofrece una producción de 1.66 toneladas por hectárea y contiene alta dosis de proteínas y fibras.

Unidad de Imagen Institucional

22 de julio de 2021 - 1:51 p. m.

(Junín, 22 de julio de 2021). - El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (MIDAGRI) pone a disposición la nueva variedad de Tarwi INIA 445 - MASACANCHINO que, por su valor genético y calidad certificada, mejorará en 99.3 % la rentabilidad económica de los pequeños y medianos productores de la zona altoandina de la sierra central del Perú.

Esta variedad, desarrollada por el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) en la región Junín, destaca entre las anteriores por ofrecer un rendimiento de 1.66 tonelada (t) por hectárea superando a las demás que solo llegan a 1.5 t. Esto generará un ingreso económico de más de 3,813.5 soles en favor del productor, aproximadamente.

INIA 445 – MASACANCHINO posee un alto valor genético con 46.3 % de proteínas y 7.3 % de fibra; además es moderadamente tolerante a las principales plagas como la roya amarilla, Uromyces Lupinicolus, Fusarium sp y anthracnosis sp por lo que su manejo agronómico no requiere del uso de agroquímicos, favoreciendo un crecimiento de calidad y mejor costo de inversión en favor del agricultor.

Para la generación de esta nueva variedad, se realizaron pruebas de adaptación, ensayos de rendimiento y reacción a enfermedades, tanto en campo de agricultores como en parcelas de adaptación y eficiencia (comprobación) que permitieron realizar la validación técnica y económica.

Por todos estos atributos, MASACANCHINO brinda una producción con calidad de grano, sanidad y buen rendimiento, convirtiéndolo en una buena alternativa tecnológica para que los agricultores y la actividad agroindustrial puedan mejorar su producción agrícola, contribuyendo al desarrollo de la agricultura familiar.

La producción de esta variedad es el resultado de un trabajo de investigación de 10 años que se inició desde el banco de germoplasma de la Estación Experimental Agraria Santa Ana del INIA-MIDAGRI, mediante el Programa Nacional de Cereales, Granos Andinos y Leguminosas.