MIDAGRI entrega resolución de zona de agrobiodiversidad a pobladores de Ccollasuyo y Marcapata Ccollana en el Cusco

Nota de Prensa
Actividad forma parte de la conmemoración por el Día Internacional de la Tierra

Unidad de Imagen Institucional

23 de abril de 2021 - 2:09 p. m.

(Cusco, 23 de abril de 2021).- El ministro de Desarrollo Agrario y Riego, Federico Tenorio Calderón, entregó las resoluciones de Reconocimiento como zonas de Agrobiodiversidad a las comunidades de Ccollasuyo y Marcapata Ccollana de la región Cusco como parte de las actividades por el Día Internacional de la Tierra.

La entrega se realizó en la Estación Experimental Andenes del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) en Cusco, donde el funcionario indicó que, estos reconocimientos permitirán promover diversas estrategias para consolidar la calidad de los suelos agrarios, la conservación de cultivos andinos y sus parientes silvestres, así como su uso sostenible.

Ccollasuyo, zona ubicada en el distrito de Marcapata, conserva más de 100 variedades de papa, 12 tipos de maíz nativo, quinua, kiwicha, y tarwi en 14,240 hectáreas (ha) de cultivo, las cuales viene contribuyendo con la economía de más de 100 familias de agricultores.

A su vez, Marcapata Ccollana, tiene una extensión de 22 mil hectáreas y en ellas reúne 99 variedades de papa, más de 56 variedades de oca, mashua, olluco, 25 variedades de maíz y múltiples variedades de quinua, kiwicha y tarwi. Sus pobladores, además impulsan actividades turísticas mediante el folklore, tradiciones y gastronomía.

Tenorio Calderón expresó que como parte de estas actividades el MIDAGRI ha lanzado la campaña “La Quina del Bicentenario” con la finalidad de revalorar el árbol emblema del país y, para ello, se promueve la siembra de los primeros 30 mil plantones de esta especie forestal, con miras de llegar a 500 mil.

Dijo además que, mediante el INIA, su sector viene desarrollando trabajos de investigación científica molecular para descifrar el genoma del árbol medicinal de la quina buscando definir métodos de conservación y producción de la quina, con alto valor en la provisión de servicios ecosistémicos.

Este proyecto científico se enfocará en determinar el genoma nuclear de la quina para identificar sus características moleculares y su potencialidad genética. Esta información servirá para la producción de plantones de élite con alta calidad y tecnologías para potenciar su adaptabilidad a suelos y climas.