IGP culmina la instalación de cuatro nuevas estaciones geofísicas para el monitoreo del volcán Coropuna

Nota Informativa
Archivo de Noticias Migrado

16 de noviembre de 2018 - 10:59 a. m.

Esta última semana, profesionales de la sede de Arequipa del Instituto Geofísico del Perú (IGP) finalizaron los trabajos de campo en el volcán Coropuna, tras los cuales se culminó la instalación completa de cuatro nuevas estaciones geofísicas para la vigilancia en tiempo real de este volcán que representa un muy alto riesgo para las poblaciones aledañas.

De esta manera, el IGP ha configurado una extensa red de vigilancia en este coloso arequipeño, compuesta ahora por un total de cinco estaciones. Es preciso mencionar que la localización de estos equipos ha sido evaluada con anterioridad para determinar puntos precisos que permitan tener una adecuada cobertura del área del volcán.

“El Coropuna ha presentado erupciones recientes, una de ellas hace 700 años aproximadamente, la cual habría sido contemporánea a la última erupción del Misti, según detalla Úbeda (2011). El hecho de que tenga una importante cobertura glaciar representa un peligro más en caso de una posible erupción, debido a los enormes lahares (huaicos volcánicos) que podrían generarse tras el deshielo de esta gran masa. Esta red nos permitirá vigilar a detalle su actividad”, precisa el Ing. José Del Carpio, vulcanólogo del IGP.

ESTACIÓN PRÓXIMA AL VOLCÁN SOLIMANA

El Solimana es un nevado que se ubica a 31 km al noroeste del Coropuna y es considerado un volcán extinto. De acuerdo a estudios geológicos, presentó actividad eruptiva entre 500 mil y 300 mil años atrás. Una de las estaciones geofísicas instaladas por el IGP para la vigilancia del Coropuna se encuentra muy próxima al Solimana.

Estudios de vulcanología en diferentes volcanes del mundo han demostrado que un volcán en fase de reactivación puede generar actividad sísmica hasta una distancia de 30 km de su cráter. “Si el Coropuna iniciara una fase de intranquilidad, esta podría manifestarse en un primer momento en zona alejadas del volcán. Con la estación instalada cerca al Solimana estamos cubriendo el flanco noroeste del Coropuna y podremos determinar cualquier indicio de actividad en dicho sector, a la vez de conocer qué sucede debajo del Solimana”, detalla el Ing. Del Carpio.

DATOS:

A la fecha, el Instituto Geofísico del Perú cuenta con redes de vigilancia permanente en 6 volcanes del país: Coropuna, Sabancaya, Chachani y Misti en Arequipa, Ubinas y Ticsani en Moquegua.

Este mes, siempre en el marco del proyecto de “Mejoramiento y Ampliación del Sistema de Alerta Volcánica en el Sur del Perú, el IGP iniciará la construcción de las redes de vigilancia permanente en los volcanes Tutupaca y Yucamane, ambos ubicados en la provincia de Candarave, región Tacna.