El IGP reportó, esta madrugada, tres sismos de regular intensidad en Loreto, Tumbes y Ucayali

Nota Informativa
Archivo de Noticias Migrado

22 de febrero de 2019 - 12:57 p. m.

La madrugada del 22 de febrero, pobladores de las regiones de Loreto, Tumbes y Ucayali se despertaron alarmados por la ocurrencia de 3 movimientos telúricos que fueron percibidos con pocos minutos de diferencia. La explicación ya es conocida por todos, somos un país de intensa actividad sísmica.

Según el Centro Nacional de Monitoreo Sísmico del Instituto Geofísico del Perú (IGP), el primer sismo que ocurrió a las 5:17 a. m. tuvo una magnitud 7.7 y una profundidad de 113 km. El epicentro fue a 133 kilómetros al noroeste de la localidad de Pastaza, Alto Amazonas en la región Loreto. Asimismo, se reportó un nivel de sacudimiento del suelo de V de acuerdo a la escala Mercalli Modificada.

Al respecto, el Dr. Hernando Tavera, presidente ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú (IGP) explicó que, en este caso, por ser de una magnitud 7.7, el sismo tuvo un radio de percepción grande, el cual se percibió en el sur oeste de Colombia, todo el Ecuador y la región norte y centro de nuestro país.

Indicó, además, que algunas personas que viven en edificios altos de Lima percibieron un largo vaivén por el movimiento del suelo.

Aproximadamente media hora, después, un sismo de 5.7 alertó a la población de Tumbes. Este tuvo su epicentro a 130 km de la localidad de Zarumilla, con una profundidad de 87 km y una intensidad de III y IV.

Posteriormente, se registró el último movimiento telúrico a las 7:31 a. m., esta vez en la región Ucayali. El epicentro fue a 5 km de la localidad de Curimana, Padre Abad y tuvo una magnitud de 4.6, con una profundidad de 142 km.

El titular del IGP, resaltó que, si bien estos sismos fueron de regular intensidad, aún no se han reportado daños materiales de consideración. De igual forma, enfatizó que el Instituto Geofísico del Perú se encuentra trabajando de manera permanente en el monitoreo de la actividad sísmica que ocurre en nuestro país, a través del Centro Nacional de Monitoreo Sísmico.

Asimismo, recordó a la población que vivimos en un país altamente sísmico y estamos expuestos a ser afectados por sismos de gran magnitud a futuro. Finalmente, invocó a las autoridades locales y regionales, así como a la población a trabajar en conjunto para mejorar nuestra cultura de prevención.

En el IGP, seguimos creando ciencia para protegernos, ciencia para avanzar.