Observado el corazón del Ubinas, IGP diseña y construye Drones

Nota Informativa
Archivo de Noticias Migrado

30 de julio de 2019 - 10:01 a. m.

Tras la erupción del volcán Ubinas, ocurrida en la madrugada del 19 de julio, el cual dejó más de 10 mil damnificados al sur del país por la dispersión de cenizas, el Dr. Danny Scipión, director científico del Instituto Geofísico del Perú (IGP) resaltó que, durante 4 años, se diseñaron drones para monitorear los volcanes activos del sur del país con los cuales se generan datos sobre la estructura volcánica, morfología del cráter, mediciones de gases y temperatura, que al ser analiza permitirá información de suma importancia para las toma de decisiones de manera  oportuna, ante eventualidades como lo sucedido en el Ubinas.

Estos drones fueron diseñados como parte del proyecto “Sistema de Monitoreo de Volcanes Usando Vehículos Aéreos No Tripulados” que inició en el año 2014 y se desarrolló con el objetivo de complementar el monitoreo con información científica y tecnología de punta que permiten evaluar continuamente la actividad volcánica y mejorar los sistemas de alerta temprana ante la ocurrencia de posibles erupciones volcánicas.

La iniciativa de este proyecto que culminó a inicios del 2019 se debió al interés de realizar observaciones y mediciones de alta calidad a los volcanes más activos como el Ticsani, Sabancaya, Misti y, principalmente, el volcán Ubinas en la región Moquegua, sin poner en riesgo la integridad física de los investigadores.

Básicamente estos vehículos aéreos no tripulados cumplen la función de capturar imágenes ópticas de alta calidad de la fumarola del volcán para realizar la reconstrucción 3D del mismo, así como para realizar una inspección cercana del cráter, generar perfiles térmicos de la temperatura de los gases así como analizar su composición (CO2, SO2, H2S).

“El éxito de este proyecto significó gran un reto en todo el proceso, ya que hemos tenido que adaptarnos a las características dinámicas de los volcanes y los medios de acceso. No obstante, el proyecto era de gran importancia y utilidad por las características dinámicas de la geofísisica en nuestro país.”, precisó el Dr. Danny Scipión.

Resultados científicos que ayudan a prevenir desastres

El proyecto concluyó con el desarrollo de 3 vehículos no tripulados para complementar el monitoreo de volcanes activos del Perú. Durante las campañas de pruebas, se obtuvieron captura de imágenes ópticas que han permitido la reconstrucción 3D del volcán Ubinas, así como se ha logrado observar de cerca la actividad del volcán Sabancaya, identificándose las zonas de emisión de cenizas.

Al respecto, el Dr. Danny Scipión manifestó que las mediciones de concentración de gases obtenida durante el proceso eruptivo, motivan a realizar varias campañas para continuar los estudios sobre los volcanes Sabancaya y Ubinas, actualmente en proceso eruptivo.

Agregó que este proyecto también dio lugar que se realice la culminación de dos tesis de pregrado contribuyendo así a la formación de profesionales en desarrollo tecnológico aplicado a la gestión de riesgo de desastres. A ello se suma que este proyecto innovador ha sido presentado en conferencias nacionales y adicionalmente se han generado 2 publicaciones indizadas en revistas internacionales.

“Nos queda mucho por hacer en el futuro. Como institución tenemos proyectado complementar el  monitoreo del volcán Misti mediante la captura de fotos y videos del cráter. Asimismo procederemos al levantamiento fotogramétrico de las principales quebradas para identificar áreas o zonas de lahares como las quebradas: Agua Salada, San Lázaro, y más”, finalizó el Dr. Scipión.

EL DATO

Este proyecto se desarrolló gracias al trabajo articulado con profesionales de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y demandó una inversión por parte de INNÓVATE PERÚ de aproximadamente 400 mil soles para el diseño y construcción de los vehículos aéreos no tripulados.

En el IGP reafirmamos nuestro compromiso como una institución al servicio del país, trabajando y haciendo “Ciencia para protegernos, Ciencia para avanzar”.