Presidente del IGP visitó Cuzco para exponer sobre el estudio de fallas geológicas que causarían grandes sismos

Nota Informativa
Archivo de Noticias Migrado

30 de setiembre de 2019 - 3:26 p. m.

El presidente ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú, Dr. Hernando Tavera, llegó a la ciudad imperial de Cuzco para participar en el evento Café con Ciencia denominado: “Origen de los sismos en los Andes y en la Amazonía”, organizado por el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) de Francia.

El objetivo de esta actividad fue difundir la importancia del conocimiento científico de forma lúdica, para estar preparados ante posibles peligros naturales.

El Dr. Hernando Tavera inició su ponencia explicando que el Perú es una zona que concentra más del 80% de la actividad sísmica mundial ya que está ubicado en el “Cinturón de fuego del Pacífico”.

Indicó que, si bien, la costa peruana es una de las zonas más vulnerables del país no se debe descartar que en la zona andina, también ocurren sismos de gran magnitud como por ejemplo, el sismo que devastó la ciudad de Cuzco el 21 de mayo en 1950”, recordó.

Agregó que a diferencia de la costa, donde los sismos se producen por el movimiento o choque de placas tectónicas, en la sierra se originan por las reactivaciones de fallas geológicas que se ubican a lo largo de la cordillera de los Andes y ello a su vez, también, podrían provocar efectos secundarios como los deslizamientos, avalanchas, huaycos, entre otros.

“En el Cusco existe un sistema de fallas geológicas compuesto por Surite en la parte norte,  Paruro y Vilcanota, en la zona sur y Tambomachay por el este”, añadió.

El experto en sismología destacó la importancia del conocimiento científico y tecnológico para la prevención y resaltó el trabajo que viene realizando el IGP a nivel nacional. Dijo que especialistas de la institución realizan investigaciones sobre riesgos sísmicos desde hace más de 20 años en el país.

Informó que el IGP cuenta con instrumentos geofísicos instalados y distribuidos a nivel nacional que registran información técnico - científico a fin de monitorear e informar de manera oportuna a las autoridades y a la población para que se activen los planes de mitigación de riesgos.

“Tenemos instalado en el Cuzco, 29 estaciones sísmicas de una red sísmica local para recopilar datos y comprender los patrones de deformación sísmica en la región y 12 puntos geodésicos cuyos datos registrados indican desplazamientos en las fallas de hasta 12 mm por año”.

“Asimismo, contamos con 8 acelerómetros para conocer la ocurrencia de sismo y los niveles de seguimiento del suelo”, señaló el Dr. Hernando Tavera.

Dijo el que el problema no radica en los terremotos pues la ocurrencia de éstos es necesaria para que la cordillera crezca y tengamos agua. El problema está en la informalidad para la construcción y la calidad de las viviendas que, hoy en día, tenemos en nuestras ciudades. “Eso si es una verdadera amenaza para la población”, finalizó.

En el IGP seguimos haciendo ciencia para protegernos, ciencia para avanzar.