Columna de Opinión: Valor de los sedimentos en la Amazonía

Nota Informativa
Por Elisa Armijos, investigadora científica del IGP

Fotos: IGP

Unidad Funcional de Comunicaciones

28 de setiembre de 2021 - 10:22 a. m.

 La biodiversidad y la riqueza acuática de la llanura amazónica dependen de los nutrientes que están adheridos a los sedimentos –partículas de suelo que se desprenden por varios factores, lluvias, erosión, vientos y otros- y que son transportados por los ríos.

El río Amazonas es la principal fuente de sedimentos del Océano Atlántico y la importancia de realizar estimaciones de las cantidades de concentración de estas partículas es principalmente porque son indicadores de erosión – que muestran el grado de degradación de una cuenca- y, por tanto, un factor importante en el diseño de obras de ingeniería como embalses, puentes, puertos, hidrovías, además de ser indicadores de contaminación como es el caso del mercurio por minería.  

La Amazonía es una región importante en la modulación del clima. Uno de los hechos que refleja la influencia del cambio climático en la Amazonía es la variación de los patrones de lluvias, lo que influye en el volumen de los caudales del río Amazonas y sus afluentes, lo que, a su vez, se vincula estrechamente con el transporte de sedimentos. En la actualidad, la Amazonía atraviesa una transición biofísica que exige una comprensión de todos los procesos que impactan en su estabilidad. Es por ello que estamos interesados en estudiar los impactos de estos cambios en la agricultura y la producción pesquera de la región amazónica. 

Actualmente, en el IGP trabajamos dos proyectos financiados por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación Tecnológica (Fondecyt), por cerca de un millón de soles, para investigar sobre el riesgo de inundación de los cultivos de arroz en las zonas ribereñas y sobre cómo mantener la seguridad alimentaria en la región bajo un contexto de cambio climático. Con estas iniciativas buscamos dar repuestas a cómo las variables físicas de lluvia, caudal, sedimentos en suspensión y temperaturas del agua influyen en la producción pesquera, su variación en los próximos 30 años y su impacto en lo que es la principal fuente económica y de proteína en la región. 

Esperamos que los resultados obtenidos brinden las herramientas necesarias para que la Amazonía, en especial Loreto, pueda tener un desarrollo sostenible y sustentable. Consideramos que solo a través de la ciencia un país puede progresar, y por eso el lema que tenemos en el IGP es ciencia para avanzar, ciencia para protegernos. 

Los proyectos liderados por el IGP cuentan con la colaboración de instituciones como son: el Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD), la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM), el Instituto de Investigación de la Amazonia (IIAP), la Universidad del Estado de Missisippi, el Observatorio ORE-Hybam (SO_HYBAM) y Wildlife Conservation Society (WCS).