Estos son los resultados e impactos del proyecto productivo Haku Wiñay en Huarochirí

Nota de Prensa
En los distritos San Juan de Tantaranche, San Antonio de Anchucaya y San Pedro de Huancayre

3 de setiembre de 2021 - 4:30 p. m.

Al borde de cumplir tres años de la intervención del proyecto Haku Wiñay de Foncodes -programa nacional del Midis-, en los distritos de San Juan de Tantaranche, San Antonio de Anchucaya y San Pedro de Huancayre, provincia de Huarochirí, en la sierra de Lima, los resultados e impactos saltan a la vista.
 
En visita técnica y supervisión se evidenció la implementación de tecnologías básicas como viviendas saludables (cocinas mejoradas y agua saludable), tecnologías productivas (módulos de crianza de animales menores, biohuertos de hortalizas a campo abierto, parcelas demostrativas de cultivos, sistemas de riego tecnificado) y emprendimientos rurales inclusivos, con el acompañamiento permanente de los yachachiq (el que sabe y enseña), quienes son talentos locales con conocimientos, habilidades y prácticas agropecuarias destacadas.

Desde el 2018 al 2021, en el NEC Tantaranche (que comprende  además a San Antonio de Anchucaya y  San Pedro de Huancayre) se viene implementando el proyecto productivo Haku Wiñay en 448 hogares en situación de pobreza y pobreza extrema, con una inversión de S/ 2.5 millones.
 
Evidencias
A más de 3,400 de altitud en San Juan de Tantaranche, Francisco Quispilay Morales, usuario del proyecto Haku Wiñay optimiza el uso del agua mediante riego por aspersión y mini aspersión en su parcela de pastos y almácigo de hortalizas. “Este apoyo del Estado está permitiendo avanzar a las familias de las comunidades rurales”, dice mientras observa el chispear del agua de tres aspersores alineados. Otro caso similar es de Ulises Villa Rodríguez, quien obtiene al año tres cosechas de habas, papás y alfalfa con riego tecnificado y asistencia técnica de Haku Wiñay.
 
Igualmente, Gilberto Espíritu Antezana y sus socios emprendedores ganadores de un fondo concursable de Haku Wiñay enfrentaron a la pandemia del COVID-19 produciendo quesos pasteurizados y yogurt frutado, que ahora, es comercializado en las ferias distritales de la zona y también en la ciudad capital.
 
En el distrito San Pedro de Huancayre, Pelaya Paico Astete y sus socios con el apoyo técnico y económico del proyecto Haku Wiñay montaron un negocio rentable y de mucha demanda: producen abonos orgánicos (compost, biol) y además venden lombriz “california” para plantaciones de frutales.
 
En el distrito San Antonio de Anchucaya, Isabel Reyes Armas y su esposo Antonio Rivera León experimentaron un cambio de vida. Sus vecinas se asombran al visitar su vivienda que luce ordenada, y en sus paredes frases y dibujos que llaman la atención. “Antes no vivíamos así, Foncodes con Haku Wiñay nos dio cocina mejorada, agua segura, semillas, cuyes, gallinas. Por ejemplo, sembramos 50 kilos de papas y cosechamos 1,000 kilos, eso nos ayudó mucho en plena pandemia del Covid.”.
 
En el mismo poblado, otra de las viviendas que despierta admiración es la de Nelly Contreras de Huamanyauri. Desde la entrada a su casa resaltan la cocina mejorada, agua segura, dormitorio limpio y ordenado, rincón del aseo, samana wasi (zona de descanso en el patio), sala y sus módulos de crianza de gallinas y cuyes. “Foncodes con el proyecto Haku me han dado calidad de vida”, dice.
 
Estas usuarias son parte de los 448 hogares que ahora están en el camino del progreso. Han internalizado tecnologías básicas para la seguridad alimentaria y han puesto en marcha sus ideas de negocios de diversos rubros con fondos concursables, obteniendo ingresos económicos sostenibles.
 
Feria de productos orgánicos
En el marco de la festividad de Santa Rosa de Lima, en Huarochirí, 29 pequeños negocios participaron con la exhibición y venta de productos agropecuarios con valor agregado en la Feria de Emprendimientos Rurales Haku Wiñay. La venta de carne de res, queso, yogurt frutado, manjar, papas nativas procesadas (papa seca y en hojuelas), comida a base de carne de cuy y cerdo, miel de abeja, frutas (palta, manzanas, melocotones, chirimoya), y artesanías, sumaron 15 mil soles.
 
Intervención
En el ámbito del departamento de Lima, el Midis a través de Foncodes con Haku Wiñay, actualmente, atiende a 3,296 familias usuarias en Sangallaya, Santa Leonor, Caujul, Sumbilca, San Juan de Tantaranche, Copa y Paccho, distritos de las provincias de Huarochirí, Huaura, Oyón, Huaral y Cajatambo, con una inversión global de S/ 18.1 millones.
 
Lima, 3 de setiembre de 2021
Unidad Territorial Lima
Unidad de Comunicación e Imagen FONCODES