FONCODES invierte en proyectos para la inclusión económica de hogares rurales

Nota de Prensa
Noticias Internas de Foncodes

17 de agosto de 2015 - 12:00 a. m.

A lo largo de sus 24 años de existencia FONCODES ha llegado a los sitios más recónditos del territorio nacional contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las comunidades con más de 56 mil proyectos. Ha sabido adaptarse a los cambios y hoy cumple un rol importante en la generación de oportunidades económicas sostenibles para los hogares de la sierra y selva. Así lo destacó la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Paola Bustamante Suárez, durante un encuentro con el personal del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), con ocasión del vigésimo cuarto aniversario de creación institucional que se cumplió el sábado 15 de agosto. FONCODES y su equipo humano tiene gran experiencia y una herramienta de trabajo muy importante, el modelo de Núcleos Ejecutores, que permite una gestión participativa en la gestión de la inversión social, dijo la ministra Bustamante, al tiempo de expresar su felicitación a todos sus colaboradores. Por su parte, la directora ejecutiva de FONCODES, María Peña Wong, llamó a continuar con el encargo del Estado peruano para dar mayores oportunidades a los hogares en situación de alta vulnerabilidad. En ese sentido, María Peña precisó que FONCODES de octubre del año 2012 a julio del año en curso, ha realizado inversión de 306 millones 789 mil 957 nuevos soles a través del proyecto especial Haku Wiñay y Noa Jayatai, desarrollando capacidades productivas y emprendimientos rurales para 83 mil 703 hogares rurales de la sierra y selva. El proyecto Haku Wiñay (en la sierra) y Noa Jayatai (en la selva) implementó en el periodo antes indicado 746 proyectos productivos con cuatro componentes: fortalecimiento de los sistemas de producción familiar rural, mejora de la vivienda saludable, promoción de negocios rurales inclusivos y fomento de las capacidades financieras. Haku Wiñay y Noa Jayatai, vocablos quechua y shipibo-conibo, respectivamente, significan “vamos a crecer”, y expresan el espíritu y la aspiración de los hogares rurales usuarios de este proyecto en marcha en las comunidades andinas y amazónicas. La labor de FONCODES se inserta en el eje 4 de inclusión económica, de la Estrategia Nacional de Desarrollo e Inclusión Social que lidera el MIDIS. Entre octubre 2012 y julio 2015, se ha instalado 15 mil 984 sistemas de riego por aspersión en huertos y parcelas familiares; 39 mil 451 huertos de hortalizas a campo abierto y fitotoldos; 36 mil 856 módulos de producción de abonos orgánicos (compost, biol), y 43 mil 564 módulos de crianzas de animales menores (cuyes y gallinas). Estos logros tienen un impacto importante en la vida y economía de las familias asociadas al proyecto en cuanto a su seguridad alimentaria, y en la generación de ingresos por la comercialización de los excedentes como resultado de la mejora de la productividad agropecuaria. Asimismo, 23 mil 440 hogares usuarios han instalado cocinas mejoradas y 30 mil 051 tienen módulos  de agua segura (agua hervida), que contribuyen a la reducción del consumo de leña, disminución de afecciones a la vista y vías respiratorias derivadas de la contaminación por humos y hollín, y reducción de males estomacales por consumo de agua cruda. A través del proyecto Haku Wiñay y Noa Jayatai de FONCODES, se ha promovido 3 mil 800 perfiles de pequeños negocios rurales agropecuarios y no agropecuarios, de los cuales 2 mil 301 obtuvieron fondos concursables del proyecto para consolidar estos emprendimientos, orientados a mejorar los ingresos autónomos de los hogares en situación de pobreza y pobreza extrema. Por otro lado, a través del componente de fomento de capacidades financieras, 33 mil 068 usuarios han adquirido conocimientos del sistema financiero; 308 usuarios han sido formados como yachachiq financieros del proyecto; y existe  9 mil 067 usuarios que están haciendo uso responsable de los servicios del sistema financiero formal. Haku Wiñay y Noa Jayatai brinda asistencia técnica, capacitación y activos productivos, fortaleciendo el capital humano y social a través de una gestión participativa mediante Núcleos Ejecutores y la intervención de los gobiernos locales y entidades de la sociedad civil. En todas estas tareas cumplen un rol fundamental los yachachiq  (“el que sabe y enseña”), líderes de las comunidades con preparación técnica que trabajan junto a las familias transfiriendo...