Turistas atraídos por artesanías de emprendedores Ashaninkas de Haku Wiñay en Feria Mistura

Nota de Prensa
Noticias Internas de Foncodes

7 de setiembre de 2016 - 12:00 a. m.

Bandejas para depositar alimentos y figuras de animales en madera, o sobremesas y otros atuendos en tela esmeradamente trabajados por emprendedores del proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai de Foncodes son apreciados, especialmente de los turistas extranjeros que visitan el Gran Mercado de las Feria Mistura 2016, al pie de las playas de la Costa Verde, en el distrito limeño de Magdalena del Mar.

“Los restos de madera que dejan votados los madereros en Atalaya, nosotros lo recogemos y hacemos bandejas, tasas, platos para canchita, para moler ajos, para hacer tacacho, y para depositar otros alimentos. También tallamos figuras de animales: bufeo de rio,  carapuchitas, lagartos, llaveros y otras cosas que nos compran los turistas. Atalaya es un lugar turístico, por eso hacemos artesanías”, cuenta Víctor Rios Campos, descendiente de la etnia ashaninka, de la comunidad nativa de Sapani, distrito de Raymndi, provincia de Atalaya, región Ucayali.

Pero además está el arte en textilería, que es muy apreciado. “Los colores que utilizamos son naturales, los tintes son de la corteza, del fruto o las hojas de los árboles. A la Feria Mistura hemos traído sobremesas, mochilas, ushma (especie de poncho); también vinchas con plumas de aves. A los gringos les gusta mucho, me han pedido bastante”.

¿Y cómo ha sido el apoyo de Foncodes con Haku Wiñay/Noa Jayatai? – le preguntamos -.“El proyecto no ha ayudado mucho, a producir técnicamente y nos ha traído a Mistura. Por ejemplo, antes nos demorábamos como dos días para hacer los tallados de una sola bandeja. En cambio, ahora, con las maquinarias con corriente eléctrica y los cinceles tenemos listo hasta tres bandejas al día”.

Víctor y otras personas de su comunidad organizados en el grupo de interés “Los forjadores de Sapani” participaron en el concurso de emprendimientos rurales inclusivos del proyecto Haku Wiñay/Noa Jaytai de Foncodes. Con el dinero obtenido (más de 7 mil soles) se capacitaron y modernizaron su negocio de artesanías de madera.

Cuenta que nunca se hubiera imaginado vender sus artesanías en la Feria Mistura. “Estoy alegre en la feria Mistura. Me gusta mucho este lugar, porque viene harta gente y nos compran. Los turistas pagan más”, dice este emprendedor nativo, al igual que otros miembros de su comunidad están mejorando su economía y su nivel de vida.

Otros productos

En los cuatro stands de Foncodes (del 89 al 92) del Gran Mercado de la Feria Mistura, el público asistente también puede encontrar granadilla, mashua negra, maca negra, miel de abeja, frijoles, papa nativa, chuño, limón, lácteos, frutas diversas, palta, quinua, cacao, aguaymanto y maíz en sus diferentes variedades, y otros productos con valor agregado traídos desde 12 regiones: Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Chimbote, Huancayo, Huancavelica, Huánuco, Huaraz, La Merced, Lima, Cerro de Pasco, Piura, Pucallpa y Puno.

Acceso a mercados

Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social – Midis, a través del proyecto Haku Wiñay (para la sierra) y Noa Jayatai (para la sierra) interviene en 20 regiones del Perú, generando desarrollo de capacidades y emprendimientos rurales.

Los emprendedores presentes en el Gran Mercado de la Feria Mistura, en Lima, son ganadores de los concursos de negocios rurales inclusivos promovidos por el proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai.

El acceso a mercados importantes como el de la Feria Mistura, en Lima, permite a los emprendedores poner en vitrina sus productos y hacer contactos de negocios con potenciales compradores nacionales y extranjeros.

 

Lima, miércoles 7 de setiembre de 2016

Unidad de Comunicación e Imagen / FONCODES