Identidad nacional: el surgimiento del culto por el Señor de los Milagros

Crónica

20 de octubre de 2020

Artículo del Embajador del Perú en Panamá, Jorge Raffo Carbajal, publicado originalmente en el diario "La Estrella" de Panamá.

La devoción al Cristo de Pachacamilla o “Cristo Moreno” generó uno de los postres más tradicionales vinculados a esta festividad religiosa: el turrón de Doña Pepa. A principios del siglo XVIII, una devota de nombre Josefa Marmanillo sufrió una parálisis en uno de los brazos, con mucha dificultad hizo un turrón y lo llevó a la procesión ofreciéndolo al Señor de los Milagros, curándose al retornar a Cañete, su pueblo natal ubicado a 99 kilómetros de Lima. Desde entonces, cada octubre, el “turrón de Doña Pepa” forma parte de la tradicional gastronomía peruana.

Documentos