Devida promueve uso de abono orgánico para mejorar la producción de café y cacao en el norte del Vraem

Nota de Prensa
Especialistas brindan asistencia a más de 470 familias agricultoras de 20 comunidades nativas y centro poblados para mejorar los suelos y proteger los cultivos.

Fotos: Devida

20 de febrero de 2020 - 12:03 p. m.

Con la finalidad de incrementar la producción de cacao y café de calidad, así como cuidar el medio ambiente, la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) promueve el uso de biofertilizantes a través de las capacitaciones técnicas en manejo de abonos orgánicos, que se realiza en las comunidades nativas de los distritos de Mazamari, Pangoa y Río Tambo, provincia de Satipo.

Más de 470 familias agricultoras de 20 comunidades nativas y centro poblados, cuentan con 20 módulos comunales y 21 módulos individuales, donde realizan la preparación de abono, además fortalecen sus conocimientos sobre insumos y dosis de biofertilizantes, que también se usan en los viveros, área de crecimiento y producción de cacao y café.

Los especialistas de Devida brindan permanente asistencia técnica y asesoramiento en la elaboración de biofertilizantes (cosecha y producción de abono) a los agricultores que optaron por un cultivo lícito. Esta actividad se realiza de manera dinámica y participativa para que cada agricultor aprenda a elaborar su propio biofertilizante, para que esta práctica sea sostenible.

"Es satisfactorio trabajar con agricultores comprometidos, ellos podan, abonan y ahora preparan sus propios biofertilizantes, los cuales nutren y reactivan la vida del suelo mejorando la fertilidad de sus plantas y protegen a los cultivos de cacao y café contra el ataque de enfermedades", expresó Jhony Campos Díaz, extensionista ambiental de Devida.

Cada módulo comunal produce 520 litros de biofertilizante y 80 litros de microorganismo eficiente, y los módulos individuales 240 litros, que contribuirán a la recuperación de suelos degradados y al proceso de crecimiento de productos agrícolas que se promueven en la zona de intervención.

De esta manera los agricultores capacitados producirán sus propios biofertilizantes y, posteriormente, aplicarlos mediante un sistema de riego conveniente para sus parcelas.

Dato:

Los biofertilizantes son abonos líquidos preparados con residuos de origen animal, vegetal, microorganismos y minerales. A través de un proceso de fermentación (30 días), estos residuos se convierten en nutrientes que mejoran el desarrollo y el rendimiento de los cultivos.