Hijos de productores cafetaleros del Vraem se gradúan como catadores "Q Grader"

Nota de Prensa
Iniciativa fue organizada por Devida en alianza con la Central de Café y Cacao en el marco de la Estrategia Vraem 2021.

Fotos: Devida

14 de febrero de 2020 - 4:22 p. m.

Tres jóvenes, hijos de productores cafetaleros de los distritos del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), se graduaron como catadores "Q Grader" luego de culminar el curso de certificación organizado por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), en alianza con la central de Café y Cacao.

Se trata de Javier Sedano Vera, de la Cooperativa Cafetalera Valle Santa Cruz Río Tambo; Clovis Huayra Romero, de la Cooperativa Agraria Cafetalera Pangoa; y Yaneth Ramírez Quispe, de la Asociación de Productores Luz de Verdad de Sivia; hijos de socios de estas organizaciones que fueron seleccionados luego de aprobar el Programa de Formación de Catadores de Cafés Especiales bajo una rigurosa evaluación.

Para alcanzar el título de Certificado "Q Arabica Grader", grado internacional que les permite evaluar cafés especiales para garantizar los resultados en taza, ellos cumplieron con los requisitos a través de evaluaciones de conocimientos, habilidades técnicas sensoriales, catación, identificación de muestras de café tostado, entre otros, durante el proceso productivo del café.

La iniciativa nace de la demanda de especialistas en catación de cafés, teniendo en cuenta que en el valle se producen cafés especiales en sus diferentes variedades y en climas que favorecen a la obtención de dicha denominación.

Como se recuerda, el curso de formación de catadores inició en octubre de 2019 con participación de 25 jóvenes, iniciativa que forma parte de la Actividad de Promoción de la Asociatividad en el marco de la implementación de la Estrategia de Desarrollo Vraem 2021, a fin de promover el consumo interno y mejorar las condiciones económicas de las familias dedicadas a los cultivos lícitos en el valle.

Javier Sedano, nuevo catador Q Grader, cuenta con emoción que ha cumplido uno de sus mayores sueños. "Heredar cosas buenas de mis padres han marcado mi vida. Ellos me han inculcado que la actividad lícita con cultivos como el café es el camino correcto, el título que obtuve hoy va para ellos (padres), son mi soporte", refirió.

A su turno, Yaneth Ramírez manifestó su satisfacción de haber sido parte de este proceso con el respaldo de Devida. "La caficultura en el Perú es rentable cuando nos enfocamos en el trabajo de cafés especiales, que nos permiten ingresar a mercados exigentes, a través de los derivados, y en ese proceso tengo la responsabilidad de promover iniciativas de emprendimiento en mi comunidad y el Vraem", subrayó.

Dato:

Devida, a través de la Actividad de Promoción de la Asociatividad continuará promoviendo este año iniciativas similares, a fin de contar con más especialistas "Q Grader" para mejorar el proceso productivo que garanticen optimizar los resultados de la cadena productiva de café.