Ministerio de Cultura declara Patrimonio Cultural a un bien bibliográfico de 1889

Nota de prensa
Se trata de la denominada Tarjeta de gabinete: César Canevaro, dedicada para su hermano José Francisco Canevaro, duque de Zoagli.
Ministerio de Cultura declara Patrimonio Cultural a un bien bibliográfico de 1889

Fotos: BNP

Oficina de Comunicación e Imagen Institucional

7 de febrero de 2024 - 4:40 p. m.

El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a un bien bibliográfico, identificado como Tarjeta de gabinete: César Canevaro, Lima 1889, recuperado y custodiado por la institución.
 
La unidad bibliográfica fue producida por el Estudio Courret, importante casa fotográfica que tuvo una actividad de 72 años en el Perú, comprendidos entre 1863 y 1935. En este periodo, el estudio se encarga de fotografiar diversos paisajes, sucesos, y personajes de la historia peruana, constituyéndose en un acervo fundamental para conocer la historia y personajes de la Lima y el Perú, de fines del siglo XIX y comienzos del XX.
 
Además, presenta relevancia, tanto por haber sido producida por el Estudio Courret, importante casa fotográfica del Perú a fines del XIX e inicios del XX, como por presentar la imagen del general César Canevaro
 
El general Canevaro, militar y hombre público peruano (1846-1922), se desempeñó en distintos cargos de la administración pública peruana, como alcalde de Lima en distintas ocasiones. Llegó a alcanzar la vicepresidencia de la República en dos ocasiones, entre 1894 y 1895, durante el segundo gobierno de Andrés A. Cáceres, y en el periodo 1919-1922, durante la primera etapa del gobierno de Augusto B. Leguía, conocida como del “Oncenio” (Milla Batres, 1986, pp. 257-258).
 
En términos materiales, en esta unidad bibliográfica se encuentran singularidades que la diferencian de cualquier otro ejemplar existente. La imagen presenta dedicatoria autógrafa y firma del general César Canevaro, para su hermano José Francisco Canevaro, duque de Zoagli, quien fuera diplomático y político peruano; y segundo vicepresidente, entre 1876 y 1878, durante el gobierno de Mariano Ignacio Prado.
 
La existencia de la fotografía es relevante por ser una tarjeta de gabinete de César Canevaro con una firma autógrafa suya, que se desarrolla dentro del ambiente íntimo de una reconocida familia del Perú decimonónico. La Biblioteca Nacional del Perú no registra ejemplares de estas características en sus colecciones del mencionado personaje; asimismo, se tiene que estas tarjetas, al ser entregadas a familiares o amistades muy reducidas, son testimonio de la vida cotidiana del Perú de su tiempo.
 
Asimismo, debió pertenecer a la colección personal de José Francisco Canevaro, siendo poco común que un bien de ese tipo sobreviva en el tiempo y esté en circulación, debido al carácter íntimo y personal de este tipo de material. 
 
Por lo tanto, el bien fotográfico no solo constituye un elemento importante de la cultura material, también cobra relevancia por presentarse como fuente de información de una costumbre de la época (obsequiar las tarjetas de visita-gabinete). Resaltando aún más, por la importancia de los personajes que intervienen en la tarjeta de gabinete para la historia del Perú.
 
Revisada la singularidad del ejemplar Tarjeta de gabinete: César Canevaro, Lima, 1889, de acuerdo con los criterios de valorización cultural del material bibliográfico documental, se observa que las marcas autógrafas adquiridas en su proceso histórico, le otorgan relevancia para la cultura nacional, por la trascendencia histórica, tanto del personaje responsable de la anotación autógrafa, como del receptor de esta.