Obra musical del maestro Zenobio Dagha Sapaico declarada Patrimonio Cultural de la Nación

Nota de Prensa
Autor de temas emblemáticos como “Vaso de Cristal”, “Yo soy huancaíno por algo”, “Casarme quiero”, “Hermanoshray” y “Destino”

OFICINA DE COMUNICACIÓN E IMAGEN INSTITUCIONAL

20 de febrero de 2020 - 8:18 a. m.

  • Su aporte fue fundamental para legitimar el huaylarsh como género musical representativo del panorama y la identidad musical del valle del Mantaro.

El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la obra musical del reconocido violinista, director de orquestas, autor y compositor, Zenobio Dagha Sapaico, según resolución viceministerial N° 041-2020-VMPCIC-MC publicada, hoy, en el Diario Oficial El Peruano.

El artista, nacido el 04 de abril de 1920 en el distrito de Chupuro de la provincia de Huancayo, Junín, legitimó el huaylarsh como género musical representativo del panorama y la identidad musical del valle del Mantaro. Además, su aporte fue fundamental en la consolidación del formato instrumental de las orquestas típicas del centro. Contribuyó, además, a la continuidad de géneros musicales tradicionales representativos del patrimonio cultural inmaterial del país, enriqueciendo y fortaleciendo la diversidad musical peruana.

Reconocidos artistas como Víctor Alberto Gil Mallma (Picaflor de los Andes), Leonor Chávez Rojas (Flor Pucarina) y Alicia Maguiña han interpretado sus temas, entre los que destacan los populares “Yo soy huancaíno por algo”, “Casarme quiero”, “Vaso de Cristal”, “Hermanoshray” y “Destino”

Maestro Mayor de la Música Huanca

Zenobio Dagha Sapaico fue uno de los principales protagonistas en el proceso de construcción de la identidad musical de la región Junín, alcanzando particular trascendencia por dos razones específicas: Primero, por haber contribuido a la incorporación y aceptación del saxofón dentro de la orquesta típica del centro; y segundo, por haber adaptado en dicho formato instrumental el huaylarsh, música de carácter agrícola y ritual ejecutada por la población indígena durante el recultivo de la papa. Este importante aporte le ha valido ser reconocido con apelativos como los de Maestro Mayor de la Música Huanca, y Patriarca del huaylarsh huanca o moderno.

No existe un consenso sobre la cantidad total de temas que conforman la obra musical de Zenobio Dagha, hallándose estimados que van de los 600 hasta los más de 900 temas. Sin embargo, en base a información proporcionada por sus descendientes y la APDAYC – Asociación Peruana de Autores y Compositores, se ha identificado que estaría compuesta por un mínimo de 607 temas.

Los géneros musicales que mejor la representan son el huayno, el huaylarsh y la muliza, junto a otras formas musicales asociadas a danzas ampliamente practicadas en el valle del Mantaro tales como el santiago, la chonguinada y la tunantada. Es importante recordar que el huaylarsh, la tunantada, y la muliza han sido declaradas Patrimonio Cultural de la Nación, por lo que la capacidad creativa del maestro Zenobio Dagha contribuyó de manera directa a poner en valor, difundir y salvaguardar estas formas tradicionales de música y danza.

Los aportes de Zenobio Dagha a nivel de estilo y ejecución musical también son importantes de valorar. Al respecto, el musicólogo Claude Ferrier ha resaltado su uso recurrente de ciertos ornamentos en las introducciones con violín de tunantadas, chonguinadas y huaylarsh, reconocidos coloquialmente por violinistas del centro como introducción tipo Zenobio. Otras particularidades que señala este autor en el estilo musical de Zenobio Dagha son el uso de acordes de tres notas seguidos del mismo efecto de trémolo, en especial para la ejecución de tunantadas, así como la utilización de las tonalidades de mi menor y sol mayor.

A lo largo de su trayectoria artística, el maestro Zenobio Dagha recibió importantes distinciones. En 1988 el Ministerio de Educación lo condecoró con las Palmas Artísticas. En 1995 recibió la Medalla Kuntur del Premio Nacional de Folklore, por parte del Instituto Nacional de Cultura. En 2003 fue una de las primeras personas en recibir la Medalla de Honor de la Cultura Peruana, dada por la misma entidad. Mientras que en 2005 el Congreso de la República le concedió una pensión de gracia, en mérito a su destacada trayectoria como intérprete, autor y compositor.

Fotografías cortesía de: 1. Ángel Pasquel. 2. Zenobio Dagha y Guillermo Joo. 3. Nelly Plaza

Yo soy huancaíno por algo

Yo soy huancaíno por algo

Conózcanme bien, amigos míos

Yo soy huancaíno por algo

Conózcanme bien, amigos míos

Tengo un caballo bien entrenado

Mi lampa al lado, y ese es mi orgullo

Tengo un caballo bien entrenado

Mi lampa al lado, y ese es mi orgullo

Conózcanme, hijo de quién soy

De un huancaíno guapo de guapos

Conózcanme, hijo de quién soy

De un huancaíno guapo de guapos

Con mi sombrero a la pedrada

Mi poncho al hombro, estilo propio

Con mi sombrero a la pedrada

Mi poncho al hombro, estilo propio

Cuando toma un huancaíno

Mucho cuidado con las ofensas

Cuando bebe un huancaíno

Mucho cuidado con las ofensas

Oiga buen mozo traiga cervezas

Salud y contento, amigo mío.