Por agredir a su conviviente, hombre es condenado a dos años de pena efectiva

Nota de prensa
Los hechos ocurrieron delante de los dos hijos de la pareja. Según la fiscalía, todo sucedió porque la víctima se negó a tener relaciones sexuales con el sentenciado.
sentenciado
corte

Fotos: Imagen Institucional

Imagen institucional

19 de mayo de 2024 - 6:41 p. m.

El Juzgado Penal Colegiado Permanente de Coronel Portillo condenó a Walqui Paredes Aspajo a dos años de pena privativa de la libertad efectiva, la misma que se convertirá a 104 jornadas de prestación de servicio a la comunidad, por ser autor del delito contra la vida, el cuerpo y la salud, en la modalidad de agresiones en contra de las mujeres o integrantes del grupo familiar en su forma agravada, en agravio de Jessica Yeseña Pinon Pinon.

Asimismo, el juzgado dispuso S/ 1000 de reparación civil, que deberá ser pagado por el sentenciado a favor de la parte agraviada. También impuso el pago de las costas en ejecución de sentencia si las hubiera generado este proceso de conformidad con los dispuesto por el numeral 1 del artículo 500 del Código Procesal Penal.

Los hechos


Según la representante del Ministerio Público, siendo las 10 de la noche del 2 de abril de 2017, Jessica Yeseña Pinon Pinon y sus cuatro hijos se encontraban durmiendo en su vivienda, ubicada en el A.H. Martha Chávez, del distrito de Yarinacocha, cuando llegó su conviviente Walqui Paredes Aspajo de trabajar, se bañó y se acostó junto a ellos.

Siendo las 2 de la mañana, el sentenciado despertó a su pareja y le pidió tener relaciones sexuales, a lo cual ella se negó por estar menstruando. Esto enfureció a Paredes Aspajo que le empezó a insultar y como ella no le prestaba atención se levantó de la cama y se dirigió a la cocina donde tomó un cuchillo que lo puso en el cuello a Pinon Pinon. 

La agraviada asustada empezó a forcejear con su conviviente y producto de ello acabo con arañazos en la cara y marcas en el cuello. Todo esto sucedió en presencia de los dos hijos mayores de la pareja, uno de 9 y el otro de seis años.