Perú superó meta anual de erradicación de cultivos ilegales de hoja de coca

Nota de Prensa
Proyecto Especial Corah, con apoyo de la PNP, cerró el año con más de 5 700 hectáreas erradicadas en valles cocaleros.

16 de diciembre de 2021 - 12:00 p. m.

Con apoyo de la Policía Nacional de Perú (PNP), el Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivo de la Coca en el Alto Huallaga (Corah) erradicó en el año 5 774.78 hectáreas de hoja de coca ilegal, superando con creces la meta trazada para este 2021.
 
En un año en el que la pandemia siguió presente en el Perú, la erradicación se ejecutó en los valles cocaleros de Ucayali, Huánuco y Puno, donde se logró eliminar más de 700 hectáreas adicionales a lo proyectado en la meta anual trazada en el año que culmina.
 
Las actividades del Corah, correspondientes al presente año, se enmarcan en la estrategia nacional antidrogas del Perú, y fueron clausuradas hoy en Pucallpa, por el ministro del Interior, Avelino Guillén, quien felicitó la exitosa labor de este organismo a lo largo de 2021.
 
En la ceremonia de clausura, el titular del Interior consideró que, a pesar de la pandemia, este fue un año fructífero en materia de erradicación, y recalcó que el narcotráfico debe ser combatido con rigor porque genera violencia, destrucción y frena el desarrollo del país.
 
Tras reconocer el trabajo de los operarios del Corah, Guillén Jáuregui sostuvo que no se puede dejar avanzar al narcotráfico en el país, ni permitir que los valles cocaleros de regiones como Ucayali se conviertan en un segundo Vraem (Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro).  
 
“Desde el Ministerio del Interior tenemos el compromiso de fortalecer las acciones de erradicación de cultivos ilegales y combatir frontalmente el tráfico ilícito de drogas”, anotó.

Guillén agradeció, asimismo, el compromiso y apoyo permanente de la Embajada de Estados Unidos en el Perú en dicha tarea, y consideró al gobierno norteamericano como un aliado estratégico para combatir a las organizaciones criminales ligadas al narcotráfico. 
 
Subrayó que su gestión ha asumido la reducción del espacio cocalero ilegal como un compromiso al que deben sumarse todos: el Estado, las organizaciones cooperantes y sin fines de lucro para evitar la producción de uno de los principales insumos del narcotráfico.

“El Perú necesita del trabajo articulado de todos para garantizar un presente y un futuro dignos para todos los peruanos y peruanas. Estamos trabajando incansablemente para erradicar todo cultivo ilegal de drogas y mantendremos esa línea de trabajo”, manifestó.
La erradicación de este año fue ejecutada con el apoyo principal de la Dirección Antidrogas de la PNP (Dirandro), que proporciona seguridad al equipo erradicador; mientras que la Dirección de Aviación Policial (Diravpol) brindó el transporte aéreo requerido.

En la ceremonia de clausura de actividades del Corah también participaron la embajadora de Estados Unidos en Perú, Lisa Kenna; así como el comandante general de la PNP, General de Policía Javier Gallardo; el presidente ejecutivo de Devida, Ricardo Soberón; el director ejecutivo del Proyecto Especial Corah, Julio Vela, entre otras autoridades.

El Proyecto Especial Corah depende de la Dirección General contra el Crimen Organizado (DGCO) del Ministerio del Interior, y tiene la misión de reducir el espacio cocalero ilegal con responsabilidad social para evitar la producción y tráfico ilícito de drogas.
 
Su misión se desarrolla, en el marco de la Política Nacional, la Estrategia Nacional de Lucha Contra las Drogas del Perú y los convenios internacionales suscritos por el Estado Peruano en esta materia.