MIMP presentó resultados de investigación de la Línea 100 sobre el impacto de la pandemia en la violencia de género

Nota de Prensa
● La investigación se realizó durante las primeras 14 semanas de la cuarentena y contiene detalles importantes.

17 de julio de 2021 - 12:15 p. m.

Con el fin de generar evidencias para nuevas intervenciones y mejorar la calidad de los servicios, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, a través del Programa Nacional Aurora, realizó la investigación “Impacto de la pandemia en la violencia contra las mujeres y niñas y niños. Una mirada a través de la Línea 100”, de la cual se presentó los resultados. 
 
Este trabajo, elaborado por el Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE), evalúa el impacto de la crisis sanitaria sobre la violencia familiar en el Perú a lo largo de las primeras 14 semanas de cuarentena y contiene detalles como: quiénes son las víctimas, tipos de violencia y niveles de riesgo, para lo cual se emplearon los registros administrativos de la Línea 100.
 
La ministra de la Mujer, Silvia Loli Espinoza, indicó que, desde la actual gestión de gobierno se tiene el mandato de darle peso y prioridad a la igualdad de género y a la lucha contra la violencia en todas sus modalidades y expresiones. “El estudio que nos presentan hoy, nos señala claramente el modo como se comporta uno de los diversos servicios que tiene el ministerio, y es importante, porque no se había planteado una propuesta del uso de las distintas metodologías de comunicación para enfrentar la violencia y nos ayude a mejorar este servicio”, enfatizó. 
 
Por su parte, la viceministra de la Mujer, Grecia Rojas, informó que se fortaleció la Línea 100 con la incorporación de nuevas/os operadoras/es. Entre ellas/os profesionales que hablan idiomas originarios del país y, como parte de la afrenta a la violencia, los servicios de atención han sido considerados esenciales durante el estado de emergencia. 
 
En su exposición, la directora ejecutiva del Programa Nacional Aurora, Ana María Mendieta Trefogli, dijo que se implementó el acompañamiento telefónico, se logró alianza con GRADE, se aprobó el protocolo de atención de la Línea 100 y se creó el Sistema Unificado para Monitoreo de Atenciones (SUMA), en el cual se unifica las bases de datos de la Línea 100 y el CEM.
 
En ese contexto, Mendieta Trefogli explicó que se inició charlas para abordar el tema del Síndrome de Agotamiento Profesional, y se tiene en agenda capacitar sobre el uso de las TICs y continuar con la medición de la satisfacción de las usuarias en los diferentes servicios que brinda el Programa Nacional Aurora.
 
Uno de los principales resultados que arrojó la investigación es que el motivo de la llamada de las mujeres y las niñas y los niños a la Línea 100 es distinto, pues es poco probable que se deba a una reducción de la violencia, sino a las dificultades que las niñas y los niños afrontan para hacerlo. 
 
Asimismo, la investigación arrojó que la mayoría de casos corresponden a violencia psicológica y la intensificación de distintos riesgos identificados en la data cualitativa indica que la violencia contra las mujeres aumentó, lo cual no solo se debe a la demanda por los servicios presenciales cerrados durante la cuarentena. 
 
Es preciso resaltar que el número de consultas telefónicas de este año supera en más del 50 % las consultas atendidas durante el 2019; ello, a pesar que los Centros de Emergencia Mujer vienen brindando atención al público desde setiembre de 2020.
 
En la actividad virtual se contó con la participación de Ivonne Macassi, representante de la ONG Flora Tristán; y Flor María Díaz Chalarca, expresidenta del Comité de Expertas (CEVI) del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI); quienes en su comentario resaltaron la investigación; así como María del Carmen Sacasa, representante de PNUD en Perú; Teresa Hernández Cajo, directora general Contra la Violencia de Genero; entre otras/os funcionarias/os y representantes de la academia.