Diálogo de concertación en el marco del Covid-19

Nota de Prensa

25 de marzo de 2021 - 10:00 a. m.

Con el objetivo es debatir sobre los desafíos del desarrollo de Perú y los países de renta media, en un contexto marcado por los efectos de la pandemia COVID-19, se realizó un importante diálogo que reunió a representantes de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLCP), la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) y el Congreso de la República.

El evento fue inaugurado por el Presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLCP), Federico Arnillas, quien agradeció la participación de las instituciones involucradas. Por su parte la Secretaria General de la SEGIB, Rebeca Grynspan, enfatizó que urge reflexionar sobre las herramientas de que dispone el multilateralismo para impulsar la recuperación de Iberoamérica y del Perú.

“América Latina no sólo vive la crisis más profunda del último siglo, sino que además es la segunda región más golpeada por la pandemia, en términos económicos y de vidas humanas…son 30 años de retroceso”, precisó.

Seguidamente intervino la Presidenta del Congreso de la República quien sostuvo que se requiere repensar las políticas de desarrollo a partir de la insurgencia de la pandemia y sostuvo que en esta tarea deben estar juntos el Estado y la sociedad civil. 

A su turno, el Director Ejecutivo de la APCI, José Antonio González Norris, afirmó que la pandemia del COVID-19 es el desafío más serio, complejo y urgente que enfrentan nuestros países y ha puesto en situación de mayor vulnerabilidad a los llamados países de renta media (PRM) que conforman principalmente nuestra región.

Haciendo referencia a la CEPAL, González Norris, sostuvo que en la región “sobreviven” 209 millones de personas en situación de pobreza y 78 millones en situación de pobreza extrema (33,7% y 12,5% de la población total, respectivamente). “Esta es la realidad de los así llamados países de renta media”, enfatizó.

Por ello, dijo, el presente escenario marca nuevos tiempos para la cooperación al desarrollo y ello representa también una oportunidad para todos: países, organizaciones internacionales, banca multilateral, organizaciones supra nacionales, oportunidad para reconstruir con igualdad, superando las brechas subsistentes, renovando la esperanza de lograr un desarrollo inclusivo y sostenible.