Puno: Sunass sancionó a las cinco empresas prestadoras que operan en la región durante el 2021

Nota de Prensa
Entidad reguladora impuso un total de 14 sanciones a Seda Juliaca, Emsa Puno, Nor Puno, Emapa Yunguyo y Aguas del Altiplano.

28 de febrero de 2022 - 1:05 p. m.

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), en ejercicio de sus funciones, impuso 14 sanciones a las cinco empresas de agua potable y alcantarillado que operan en la región de Puno, durante el año 2021, como se informó en la cuarta edición del boletín estadístico ‘Sunass en cifras’. 
 
Los principales motivos de las 14 sanciones impuestas a Seda Juliaca, Emsa Puno, Nor Puno, Emapa Yunguyo y Aguas del Altiplano fueron por no implementar medidas correctivas (6), por incumplir metas de gestión (3), no informar a los usuarios o a la Sunass sobre cortes del servicio (2), no efectuar desembolsos o utilizar recursos para fines distintos a los fondos y reservas (1), incumplir obligaciones de buen gobierno corporativo (1) y aplicar estructura o fórmula tarifaria distinta (1)  (ver cuadro: https://bit.ly/36kOI5m).
 
Al respecto, el jefe de la Sunass en Puno, Javier Pineda Ancco, señaló que, a las empresas sancionadas durante el año 2021, se les impuso amonestaciones escritas en lugar de multa, debido a que sus recaudaciones fueron afectadas por causa de la COVID-19, lo que permitió que las empresas utilicen esos recursos para seguir prestando sus servicios.   
 
Asimismo, indicó que, como parte de las funciones de supervisión, fiscalización y sanción al buen gobierno corporativo en las empresas prestadoras, el 2021 la Sunass removió de su cargo al gerente de Emapa Yunguyo, al detectar el incumplimiento de requisitos para ejercer el cargo.
 
Es importante señalar que, en junio del 2020, la Sunass, con el fin de cautelar la continuidad y sostenibilidad del servicio en un contexto de máxima necesidad de la población, emitió una norma que establecía la facultad de imponer amonestación escrita en lugar de multa a las EPS que acreditaran que su recaudación se había afectado, en al menos 20 %, por causa de la COVID–19.