Discurso del Señor Presidente de la República en el saludo protocolar del Cuerpo Diplomático

Discurso

13 de agosto de 2021 - 3:07 p. m.

Señor Ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Béjar Rivera,
Señor Viceministro de Relaciones Exteriores, Embajador Luis Enrique Chávez Basagoitia,
Señor Decano del Cuerpo Diplomático acreditado en el Perú, Monseñor Nicola Girasoli,
Señoras y señores Jefes de Misiones Diplomáticas, Encargados de Negocios y representantes de las Organizaciones Internacionales acreditadas en nuestro país.
Señoras y señores:

Agradezco las palabras del señor Nuncio Apostólico en representación de todo el Cuerpo Diplomático, así como sus deseos de éxito para la gestión del Nuevo Gobierno del Perú.

En su calidad de representantes de los países  amigos y hermanos del Perú, les doy las gracias por la amistad, la cooperación y los lazos forjados por el Perú con los pueblos de los Cinco continentes, a  lo largo de 200 años de vida republicana.

Señor Nuncio Apostólico, señoras y señores Embajadores y Representantes de las Organizaciones Internacionales tengan la seguridad que, en mi gobierno, podrán encontrar siempre la mano extendida y abierta de un Gobierno que representa fielmente el sentir y los anhelos de lo que llamamos “el Perú profundo”, frase con la que solemos hacer referencia a ese Perú que va mucho más allá de 200 años de República, o de 300 años de  colonia, el Perú cuyas raíces se extienden a miles de años, en los que mujeres y hombres poblaron un territorio complejo y diverso, construyendo civilizaciones que son admiradas en todo el mundo. 

Provengo de ese Perú, multilingüe y pluriétnico en costa sierra y selva, en el que conviven, como dijo el escritor Jose Maria Arguedas, todas las sangres.

Esta mano, que hoy les extiendo de manera sincera y fraternal, es la mano del pueblo peruano que busca mantener relaciones pacíficas, constructivas y de interés recíproco con todas las Naciones del Mundo, sin distinción alguna, ni calificaciones de ningún tipo.

El pueblo del Perú se ha caracterizado siempre por su hospitalidad con el visitante extranjero, por su solidaridad con los pueblos que padecen injusticias, y por su amistad sincera para entablar relaciones de cooperación  e intercambio.

La vocación integracionista del Perú y su espíritu de hermandad y amistad con todos los países del Mundo se incrementarán durante mi Gobierno, por lo que les puedo asegurar nuestra voluntad de estrechar los lazos con sus respectivos países, para incrementar nuestros vínculos culturales, económicos y sociales.

Señoras y Señores Embajadores y Representantes, 

La política exterior de mi Gobierno se basa en el multilateralismo activo, el derecho internacional, la integración económica, social y cultural, la solución pacífica de controversias, el respeto a los derechos humanos, el principio de no intervención, la cooperación para el desarrollo y la protección del medio ambiente.

En ese espíritu, y de conformidad con el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas, condenamos los bloqueos, los embargos y las sanciones unilaterales que solo afectan a los pueblos. Respaldamos plenamente el libre y autónomo derecho de cada pueblo a mantener libremente y sin obstáculos el intercambio comercial y cultural con el resto de la comunidad global y latinoamericana.

En ese contexto, reafirmo la importancia de una gobernanza global sustentada en normas e instituciones y renuevo nuestro compromiso con la democracia y los derechos humanos, promoviendo dichos principios y valores en los principales organismos mundiales, tales como la Organización de las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos. 

Concretaremos este compromiso proponiendo también modernizar la Comunidad Andina, que es el principal mercado regional para nuestras empresas exportadoras de manufacturas. El objetivo será revalorar dicha institución supranacional bajo un nuevo modelo de integración multidimensional.

Revigorizaremos asimismo nuestra participación en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que pronto cumplirá 10 años como mecanismo de concertación política para la unidad e integración de América Latina y el Caribe. Y, como ya se ha anunciado, retiraremos del Congreso la solicitud para que el Perú denuncie el tratado que constituyó a la UNASUR. Buscaremos reimpulsar el rol de Sudamérica en la política global.  

Señoras y Señores,

En particular, deseo hacerles un llamado para contar con la experiencia y conocimiento de sus países, para afianzar los esfuerzos que mi Gobierno viene desplegando para mejorar la calidad de la Educación, la Salud, la Ciencia y la Tecnología, en beneficio de las grandes mayorías del Perú.

La Pandemia del Covid 19 ha evidenciado que todos los países del mundo, ricos y pobres, con mayor o nivel de desarrollo, han sufrido y siguen sufriendo las lamentables consecuencias generadas en la salud y la vida, en la educación, en el trabajo, en los negocios y en la forma misma en la que nos relacionamos con las personas a las que más queremos.

Como maestro de escuela rural, conozco mejor que nadie las profundas brechas que subsisten en el Perú en el sistema educativo, por lo que les invoco a apoyarnos para elevar las condiciones de enseñanza de nuestras niñas, niños y adolescentes, quienes esperan ansiosos volver a las aulas, al igual que nuestros jóvenes universitarios y de educación técnica superior.

La cooperación en Ciencia y Tecnología también resulta esencial en tiempos en los que las herramientas digitales se han vuelto una necesidad para la educación, la salud y las actividades económicas.

Con el decidido apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores,  que recientemente ha cumplido también 200 años, incrementaremos el dialogo con todos ustedes, para que sean verdaderos socios del Perú y de los millones de peruanos, especialmente los más necesitados, para eliminar la pobreza incrementada en esta pandemia.  Esperamos que se puedan sumar a nuestro trabajo, para mejorar la calidad de vida de nuestras hermanas y hermanos de las comunidades indígenas, de las comunidades campesinas, de la niñez desamparada, de nuestros ancianos y discapacitados, de los enfermos y de todas las familias que diariamente luchan por subsistir en un escenario social y económico complejo, donde la grave crisis sanitaria ha afectado más a los más vulnerables.

Tal como lo mencioné en mi mensaje del 28 de julio, un gobierno del cambio ha llegado, para gobernar con el pueblo y para el pueblo, lo que se expresará también en la política exterior y en un renovado esfuerzo por fortalecer nuestra agenda social a favor de todos los peruanos. 

Asimismo, pueden encontrar en el Perú a un socio confiable para incrementar nuestras relaciones económicas y comerciales, en condiciones de mutuo y justo intercambio, lo que permitirá reactivar nuestras economías. 

Finalmente, reafirmo nuestro compromiso para llevar a cabo una política exterior al servicio de la paz, la democracia y el desarrollo, con una diplomacia nacional, autónoma, democrática, social y descentralizada -con progreso y justicia social para todos los peruanos-, que promueva una adecuada inserción del país en el mundo y en los mercados internacionales, a través de una estrecha vinculación entre la acción externa y nuestras prioridades de desarrollo nacional, teniendo siempre como centro de nuestra atención al respeto a la dignidad humana y el desarrollo integral de la persona.

Señoras y señores, al agradecerles por su presencia el día de hoy, deseo que hagan llegar mi saludo y gratitud a sus pueblos y gobiernos, deseando que nuestros vínculos políticos, económicos, sociales y culturales, traigan mayor prosperidad a nuestros pueblos.

Muchas gracias.