Gobernador Regional aperturó feria agropecuario, reconoció a guardianes del bosque y entregó embarcaciones fluviales

Nota de Prensa

7 de marzo de 2022 - 7:25 p. m.

En el segundo día de visita a la provincia de Atalaya, el gobernador Ángel Gutiérrez Rodríguez, inicio sus actividades, dando inicio a la primera feria itinerante “De la chacra a la olla” organizada por la Municipalidad Provincial de Atalaya en articulación con la Sede Agraria de Atalaya, del Gobierno Regional de Ucayali. 

En esta feria, se ofertaron productos agrícolas bandera de la localidad a precios accesibles, por lo que la población atalaína participó gustosamente, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad, establecidos por el Gobierno Central. El gobernador regional, estuvo acompañado de su equipo técnico. 

Horas más adelante, en el local de la Federación de Comunidades Nativas Ashéninkas, la autoridad regional participó de la ceremonia de entrega de la resolución de reconocimiento a los Comités de Vigilancia y Control Forestal Comunitaria, con la finalidad que los integrantes cuenten con el respaldo legal y las herramientas necesarias para el cumplimento de su trabajo de defensa y protección de los bosques.

En reconocimiento se llevó a cabo, en la presencia de los consejeros regionales, funcionarios y principales líderes indígenas de la provincia de Atalaya. La autoridad regional reconoció el trabajo diario que realizan las poblaciones indígenas en la conservación, protección de los bosques; cuidado del ecosistema; así como en la mitigación del cambio climático y la conservación de la biodiversidad para las futuras generaciones, por lo que no dudó en llamarlos “guardianes del bosque”.

El gobernador regional, finalizó sus actividades en Atalaya, con la entrega a la Cooperativa Agraria Orgánica de Tahuanía, de cuatro botes pongueros de metal, cuatro motores fuera de borda y cuatro generadores eléctricos, con la finalidad de mejorar el sistema de transporte de los beneficiarios del proyecto plátano de Tahuanía, que ejecuta la gerencia territorial de Atalaya.

Este proyecto beneficia a familias de 26 comunidades nativas y caseríos de las etnias ashéninkas, shipibos konibos del distrito de Tahuanía. Cuenta con 1,140 agricultores y tiene un total de 768 hectáreas de plátano instaladas en campo definitivo y una venta mensual de 440 toneladas a mercado regional y nacional. 

Actualmente, el proyecto, tiene un avance de ejecución física del 83.34 % y ejecución financiera de 87.5 %, parte de ello, se realizó la construcción de cuatro módulos prefabricados e implementados con equipos y máquinas para la transformación primaria de plátano de las comunidades nativas beneficiarias del proyecto.