Durante inmovilización social: Policía Nacional y Serenazgo detienen a menores de edad.

Nota de Prensa

Oficina de Comunicación Social y Relaciones Públicas MPCH

14 de enero de 2022 - 6:31 p. m.

“Nosotras queríamos abrir la puerta y no nos dejaban”, fueron las palabras que las menores de edad mencionaban antes de ser trasladas a la Comisaría de la Familia. 

Ayer, durante el operativo conjunto entre el equipo de Seguridad Ciudadana y la Policía Nacional del Perú, para dar cumplimiento al toque de queda e inmovilización social obligatoria se hizo un recorrido por diversos puntos de la ciudad, además de visitar los puntos reportados por los vecinos a la central de serenazgo.

Menores de edad

En la intersección del jr. Ortiz Arrieta y Vía de Evitamiento, por reporte de los vecinos, se intervino una vivienda alquilada, donde el dueño autorizó a la policía usar la fuerza para que puedan ingresar, encontrándose adultos y menores de edad, reincidentes en este tipo de situaciones, consumiendo alcohol y fumando. Mientras las menores eran trasladadas a la comisaría de la familia, mencionaban reiteradas veces que ellas querían abrir la puerta, pero los demás no las dejaban. Finalmente, quedaron a disposición de las autoridades correspondientes. 


Fiestas

En el jr. Los Rosales se intervino una fiesta, donde lamentablemente, en un primero momento se interpusieron al ingreso de la autoridad, y por efectos del alcohol, uno de los participantes no accedía a acatar con las medidas y dar por finalizado el evento; después de informar reiteradamente sobre las restricciones en el marco de la pandemia, sus compañeros culminaron la reunión. 


Libando en la vía pública

Al ingreso del sector Pedro Castro y en la av. Aeropuerto cdra. 7 se encontró grupos de jóvenes incumpliendo el toque de queda y libando en la vía pública. Además de perturbar la tranquilidad de los vecinos, con música a alto volumen; por lo que se procedió a decomisar y desechar las bebidas alcohólicas.


Finalmente

Se exhorta a los padres de familia tener mayor control sobre sus menores hijos, teniendo conocimiento sobre sus horarios y actividades. Así también la municipalidad agradece a los buenos vecinos que apoyan en mantener el orden de la ciudad, reportando oportunamente los disturbios a la central de Seguridad Ciudadana.